Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

PRESUNTO ABUSO

PRESUNTO ABUSO

Asumo que los delitos sexuales cometidos sobre menores exigen un tratamiento especial que incluye la celeridad en su persecución, dado que actuar con tardanza puede suponer que el menor siga siendo víctima de una flagrante violación de su integridad. Dicho lo cual, sigo estupefacto por el caso de los cuatro monitores que el pasado martes fueron detenidos en El Campello (Alicante) y que ya han quedado en libertad.

 

Porque, ¿cómo es posible que se detenga a cuatro monitores del servicio subcontratado de comedor de un centro escolar —Colegio Público Rafael Altamira de la citada localidad—, entrando en estampida delante de alumnos y profesores, y que el fiscal ni siquiera solicite para los detenidos pena de prisión? ¿Pero bajo qué acusación y con qué información detuvo la Guardia Civil a los trabajadores? ¿Y con qué autoridad? ¿No consultaron primero al Juez cómo acometer una operación que se suponía relevante?

 

Según se ha informado, una madre se personó en la Comandancia de la Guardia Civil y denunció que su hija no quería ir al comedor porque “jugaba a algo que no le gustaba” con los monitores. ¿Con alguno de ellos en concreto? ¿Con los cuatro a la vez? ¿Pero hablamos de que cuatro pederastas trabajan en la misma empresa de catering escolar y cometen sus abusos a la luz del día, delante del resto de niños —457 inscritos en el comedor— y de otros monitores —21 en total, incluyendo a los acusados—?

 

Entiendo que la Guardia Civil debería haber investigado el entorno de la niña denunciante, porque hay menores que atribuyen a otros lo que les sucede cerca... Ya sucedió con el presunto asesino de Mari Luz, quien acudió a la Justicia para culpar a otro de los delitos que él mismo cometía sobre su hija.

 

También hubiese sido necesario confirmar que el testimonio de la pequeña era creíble —decía que varios niños se iban con los monitores "a jugar a tocar el pirulo", lo que a ella le "hacía daño" y que al no querer jugar la castigaban, por lo que al final participaba—. En este sentido, la pediatra que la examinó “no halló indicios físicos de abusos durante la exploración a la que le sometió”, aunque dejó constancia de su preocupación por los hechos relatados —lógico—, por lo que instó a los progenitores a que acudieran al centro y a la Policía para dar parte de unos posibles abusos sexuales sobre la niña —menos lógico—.

 

¿Posibles abusos? ¿Atribuibles a quién? ¿A los cuatro monitores? ¿Auno? ¿Pero sabía la pediatra en qué consistía el “juego del pirulo”? ¿No será que le sonó a “juego de la pirula”? Porque la empresa que presta el servicio y cuyos trabajadores han sido detenidos explica en su web que sus profesionales enseñan a los niños a comer sano y que lo hacen “de forma divertida, gracias a iniciativas originales y adecuadas al desarrollo evolutivo de los niños”. Lo evidente es que el original “juego del pirulo” no ha resultado adecuado al desarrollo evolutivo de la denunciante, pues un profesor afirma que la madre de la menor comentó que el psicólogo le había advertido de que “podía ser una fantasía de la niña para llamar la atención”.

 

Así, los monitores han declarado que antes y después de comer ponían a los niños en fila y los llevaban al baño; que los menores entraban solos en los aseos mientras dos monitores, una mujer y un hombre, vigilaban desde la puerta. ¿Puede que el “juego del pirulo” sea un método para incitar a que los niños hagan sus necesidades, para que luego no digan que tienen ganas, habitual excusa para no comer y escaparse de clase?

 

Lo cierto es que ahora ya son ocho los padres que han denunciado —habrán preguntado a sus hijos si ellos también participaban en el “juego del pirulo” y ante la respuesta afirmativa se habrán sumado a la denuncia— y varios más tienen intención de hacerlo; y que las supuestas víctimas son niñas de 4 y 5 años, aunque también hay niños y dos tienen 10 años de edad.

 

En definitiva, que es posible que algún o ningún monitor haya cometidos delitos, pero extraña que los cuatro formen una banda organizada —la psiquiatría no habla de pederastas con comportamiento grupal—; y que lo oportuno hubiera sido detener a los acusados en sus domicilios, por separado, para que no pudieran hablar entre sí. Al margen de que se habría evitado un espectáculo que los niños recordarán toda su vida, que quizás era de lo que se trataba...

 

Porque todo apunta a que alguien deseaba demostrar que la Guardia Civil vela por nuestra seguridad y que, en un exceso de celo, el presunto abuso lo han acabado cometiendo, con la detención, los agentes de la Ley. Veremos, así, si esto no le cuesta un disgusto al responsable de la Benemérita en Alicante, que hasta ahora había dado muestras de cumplir con diligencia su trabajo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Silvia -

A mí también me resulta extraño que sean cuatro monitores los que abusaban de los niños. Habrá que esperar a conocer más datos sobre la investigación.

Bcc.

Franesco -

CHARLIE: A mí también me da la impresión de que una serie de malentendidos se han concatenado y han acabado haciendo "casus belli" de lo que parece poco más que una forma de enseñar a los nenes a orinar en tiempo y forma. Pero veremos...

Sobre la cibercosa, celebro que decidas suspender el remedo de blog de nuestra combativa amiga. Ella lo agradecerá y nosotros nos ahorraremos polemizar por un quítame allá esos repollos con lazo.

Un saludo, amigo.

charlie, o terror dos incompetentes -

Yo no estaba alli, pero da la impresion que una cibermaruja azuzada por una seudopediatra acudio a un idiocuartel, de donde procedieron a asaltar a unos inocentes monitores que animaban a los ninhos/as a mear y luego a lavarse las manos antes de comer. Como dicen en mi pueblo, Un-fucking-believable!

Y hablando de cibercosas, una cita de
FRANESCO: " Lo que sucede es que entiendo que Álex, o cualquier otro/a, puede tomarse el tema como una suplantación de personalidad. Hoy lo haces tú, sin duda de forma humorística, pero mañana es otro con peores intenciones."

RESPUESTA DE O CHARLIE: La senhorita Alex sabia perfectamente que no la estaba suplantando, porque la avise en su blog, pero esa parte la borro, para luego poder decir que le estaba "robando el nick". Una pregunta, os podeis imaginar un charlie de ciberneticaeterna? En fin, que como el tema se esta volviendo aburrido, tendre que borrar el blogger de la seudociber, y mira que estaba mona, sobre todo su foto de superwoman, ... y el repollo con lazo tenia poco desperdicio. Amos, que pa un cocido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres