Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

ÉLITE SOCIALISTE

ÉLITE SOCIALISTE

A falta de la decisión del Consejo Nacional respecto de la reclamación anunciada por la candidatura de Segolène Royal, el resultado de la votación interna ha deparado, por un estrecho margen (67.413 a 67.371, sobre 134.784 votos a las candidaturas), que la Primera Secretaria (“Premier secrétaire”) del Partido Socialista Francés será Martine Aubry, hija de Jacques Delors, ex presidente de la Comisión Europea.

 

Sea cual sea el resultado final, es importante señalar que la ganadora, además de alcaldesa de Lille, se graduó —como la propia Segolène—, en la elitista École Nationale d’Administration (ENA), en la que suelen formarse los dirigentes de las instituciones francesas y, por supuesto, del PSF: una característica que no favorece a nuestros socialistas vecinos, que desde hace demasiados años parecen estar distanciados de sus votantes potenciales.

 

Quizás por ello, en el último medio siglo —desde que el veterano De Gaulle ganó la presidencia con el 78% de los votos y el joven Miterrand obtuvo un escaso 13%— sólo François Miterrand (quien, por cierto, no era muy izquierdista) logró ganar para los socialistas la máxima representación de la Quinta República Francesa, que en este último medio siglo han ostentado De Gaulle (1959-1969), Pompidou (1969-1974) Giscard d’Estaing (1974-1981), Miterrand (1981-1995), Chirac (1995-2007) y Sarkozy (desde 2007).

 

Y es que ya no sorprende que tantos trabajadores franceses apoyen a formaciones políticas populistas o de extrema derecha antes que a las que se consideran de izquierdas, si se comparan las trayectorias académicas y laborales de las elites socialistas con las de sus potenciales votantes: difícilmente los militantes —y menos los votantes— pueden considerar a sus dirigentes como de los suyos...

 

De hecho, estoy convencido de que el sentimiento es recíproco y que la mayor parte de las elites socialistas, acostumbradas a ocupar cargos de representación pese a las derrotas —así es el sistema parlamentario— y, por tanto, a disfrutar de unos ingresos importantes y a vivir acorde a ellos, se sienten a disgusto en las agrupaciones socialistas.

 

El lema del congreso del PSF era “Los socialistas reunidos para cambiar Francia” (“Les socialistes rassemblés pour changer la France”), pero nada cambiará en Francia hasta que no cambie antes el propio PSF.

 

Confío en que lo que sucede en Francia desde hace años no se traslade a España y que el PSOE no lo acabe dirigiendo cierta aristocracia del partido que ya empieza a asomar la cabeza: no porque tenga nada contra quienes llegan a la política casi por tradición familiar, sino porque la militancia socialista y el electorado percibirían que nuestros líderes ya no se parecen a ellos y, por tanto, no les representan... Que es el paso previo a dejar de votarnos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

manutc -

Era para todos. Fue una reforma sin consenso social, con la patronal en contra.

Silvia -

Amiga Xiabre: Lo has clavado.

Un beso, compañera.

Franesco -

Desde luego, Manu: 35 horas para los funcionarios, imagino... Porque no me creo que los trabajadores franceses de la empresa privada cumplan lo de las 35 horas. Nunca estaré en contra de cualquier medida laboral, sindical o de cualquier índole que pueda universalizarse, pero sí de aquellas que al final sólo favorecen a unos pocos.

manutc -

Sí, las 35 horas. Un gran legado.

Franesco -

PACO: Somos muchos quienes querríamos elegir por sufragio universal a nuestro secretario general, en el ámbito federal y en cada una de las federaciones y agrupaciones. Pero imagino que ese es el problema: un sistema de elección, en una organización federal, debe obligar a todos sus órganos. Y si Zapatero abre el melón, probablemente se le echarían encima quienes ahora le apoyan (y luego son apoyados por él) en cada una de las federaciones y, de pronto, tendrían que jugarse su reelección. En todo caso, no es exacto que Zapatero fuera elegido en unas primarias. El 35 Congreso, el de los 4 candidatos (Zapatero-Bono-Rosa Díez-Matilde Fernández), también se desarrolló con delegados.

MANU: El jueves, tras la reunión del Consejo Nacional del PSF, lo veremos. Desde luego, yo no votaría a la tal Aubry, porque parece claro que sus grandes méritos políticos son ser la hija de Delors y ocupar una alcaldía de Lille que antes de ella ya contaba con más de 20 años de alcalde socialista. Ella parece haber aportado poco al socialismo francés...

manutc -

La distancia ya no es de 42 votos sino de 18 (menos de 2 centésiams porcentuales). Hay tantas irregularidades detectadas y tantas reclamaciones a escrutinios que lo único razonable es una tercera vuelta.

Y espero que Ségolène se haga con la victoria ya que es la úncia que hoy por hoy garantiza un cambio del PSF y una reapertura a la sociedad. Aubry, la madre de las 35 horas, representa el conservadurismo elitista dentro del Partido Socialista Francés.

Paco Piniella -

Yo también he puesto un post sobre el tema. Pero aunque no nos guste lo de Francia yo hago una pregunta... ¿por qué los militantes no elegimos directamente a nuestro Secretario General? ¿por qué nuestro Zapatero quitó las primarias cuando precisamente fue secretario general gracias a unas primarias?

Reflexionemos y dejemos el patrioterismo a un lado.
Y bueno, yo en Francia me sigo quedando con Besancenot.

¡Salud compañero!

Franesco -

RAÚL: Se lo montan tan bien como en el resto de colectivos, donde los más listos (no los más válidos) se llevan el gato al agua con el mínimo esfuerzo. Así nos va luego: presentamos algún candidato que cuando acude a un mercado tiene que preguntar primero a su asesor cómo es un mercado, o que si habla de los problemas del transporte público lo hace sin que en los últimos quince años haya montado en el Metro. A mí no me preocuparía si no fuera porque nuestro electorado lo percibe claramente, y así nos va...

LEONARD: Así es, amigo: el aparato es mucho aparato, aquí, en Francia y en la China. Lo que me extraña es que Ségolene no haya sido capaz de vencerlo, sobre todo porque ella conocía a la perfección el “aparato” de su ex marido y Primer Secretario, el tal Hollande...

XIABRE: Has dado en el clavo. En mi caso tengo titulación universitaria, pero ¿y si no la tuviera? Aquí en vez de juzgar las posiciones de cada uno, se suele valorar el currículum. No me parecería mal del todo si se tratara del currículum político (años de militancia, tareas desempeñadas, cargos ocupados y resultados, etc.), pero no es así. Se presenta a un candidato y en vez de decir si está o no afiliado a la UGT (lo cual tampoco es que asegure nada...) se dice: Licenciado en Derecho y Master en Gestión Empresarial por la Universidad de nosédónde (si es norteamericana, mejor)... Como le digo a Raúl: así nos va en algunas localidades...

xiabre -

lo que yo estoy notando es cierta tendencia a despreciar al compañero "sin titulación universitaria", sin pararse a pensar en su competencia política. Nuestro partido debería recordar que nuestro fundador era un hombre de gran cultura pero sin formación académica y no acabo de entender esto sobre todo cuando veo a gente menos competente en cargos políticos. Esperemos que la tendencia se frene y que se premie más la capacidad y no la posesión de un título universitario.

Leonard -

Acabarán con Segolene como lo hicieron con Borrell. Una apuesta fresca, diferente, pero el aparato es mucho aparato. El miedo es poderoso.

Raúl -

De ahí mi reticencia a que quienes deciden la política desde grandes residencias burguesas, tomen demasiado poder en el partido.
Aquí cabemos todos, pero los social liberales son una minoría en el partido, no sé como se lo montan, pero terminan controlando todos los órganos de decisión.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres