Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

UNO MENOS (y 2)

UNO MENOS (y 2)

Hace un par de meses me alegré por la muerte del ultraderechista Jörg Haider, que consideraba una buena noticia porque desaparecía de la escena política “semejante fanático, un auténtico peligro para la convivencia en nuestro continente”.

 

Algo parecido, aunque a menor escala, podemos decir del suicidio de la pasada madrugada, con el cual se ha quitado la vida el hombre que hace unos días y durante un permiso carcelario mató a quien hasta entonces era su pareja e intentó hacer lo mismo con la anterior.

 

La ex mujer del fallecido ha sido tan clara como se espera de quien padece dicha situación de amenaza —difícilmente los políticamente correctos se atrevan esta vez a replicarla...—, al declararsecontenta” y “aliviada” por ella y por sus hijos, “porque vamos a descansar” y “podemos respirar tranquilos”. “Nos lo merecemos”, ha suspirado. Por supuesto, añadiría yo...

 

Y es que ninguna muerte debería, a priori, celebrarse, salvo que beneficie a inocentes que corren un seguro peligro mientras siga con vida su potencial agresor. Así, pienso en el 11-M y en lo tranquilos que nos hubiéramos quedado todos los españoles si durante su trayecto hasta Alcalá de Henares en la famosa furgoneta Renault Kangoo alguno de los detonadores se hubiera activado y los terroristas hubieran saltado por los aires.

 

Y es que la vida —la de verdad— tiene estas cosas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Franesco -

MANU: Eso he pensado siempre, cada vez que leo lo de "se pegó un tiro tras matar a su mujer". ¿No podía haberlo hecho antes?

XIABRE: No conozco toda la historia, pero me inquieta lo que cuentas sobre el "carcelero"... ¿Detalles?

xiabre -

Franesco, cuando pienso en este tema me digo: ¡hasta la más venenosa de las serpientes tiene que ser protegida! no matan por matar, simplemente se defienden como pueden sin saber el arma poderosa de la que disponen. Este psicópata no tenía las cualidades de una serpiente venenosa, que controla las plagas de ratones,y lo que es peor el "carcelero" amigo suyo que "informó" a la asesinada de que este animal le ponía los cuernos ya su vez le trasmitió a él que ella estaba airada con la infidelidad tiene algo de responsabilidad en los hechos aunque se vaya a salir de rositas. Insisto yo no creo que haya que matar a nadie pero tampoco impedir que nadie se mate, es más en algunos casos, como este, lo mejor es incluso facilitarle los medios. Un saludo

manutc -

Cierto. También hay mucho que se suicida justo después de matar a alguien. Que acaben con su vida antes que con la de los demás.

Franesco -

MARIPUCHI, XIABRE Y LIDIA: Veo que sois las mujeres (aparte del compañero José Luis, siempre tan pendiente de las causas justas) las que no tenéis reparos en reconocer; quizás porque sois conscientes de que este asunto no es particular de la mujer que hasta ahora estaba amenazada (y la que desgraciadamente fue asesinada por semejante loco), sino a cualquier mujer que esté en riesgo potencial de correr la misma (mala) suerte. Creo que hasta que una mayoría de hombres no lo tenga tan claro no habremos dado el primer paso para revertir la situación. Saludos a las tres.

lidia -

por qué me siento mal al alegrarme de estas noticias???

saludoss

xiabre -

la pena fue que no lo hubiera hecho hace tres meses.

Maripuchi -

Estoy contigo, Franesco... un ser repugnante menos... ¿por qué no lo haría hace mes y medio?

Franesco -

JOSÉ LUIS: Por supuesto, todos nos alegramos por Herminia y sus hijos. Al mamarracho ese no le desearía ningún mal de no ser porque era un peligro. Y lo ha sido hasta para él mismo... ¡Qué mal están algunas cabezas, amigo!

José-Luis Prieto -

Yo me alegro por Herminia, y lo siento por María del Rosario, cuyo asesinato quedará impune
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres