Facebook Twitter Google +1     Admin

UNO MENOS

20081011110810-haiderporsche.jpg

Considero una buena noticia la muerte en accidente de automóvil del ultraderechista y xenófobo Jörg Haider.

 

Como estoy por la justicia y no por la caridad (y además no soy de los que pone la otra mejilla), no tengo por qué lamentar la muerte de semejante fanático, un auténtico peligro para la convivencia en nuestro continente cuya vida no me importaría si se tratase de un cincuentón prejubilado que se dedica a holgar junto al lago Constanza y a decir sandeces.

 

Tampoco celebro su muerte. Simplemente, asumo que a todos los europeos, y no sólo a los austríacos, nos vendrá bien que no esté en política un tipo capaz de defender (con éxito) su criminal ideología. Lo triste es que para ello él mismo haya necesitado su propia solución final, sobre todo porque quizás en otras ocasiones no tengamos esa fortuna...

 

Como imagino que los conspiranóicos dudarán de que un líder político pueda morir conduciendo su vehículo, yendo él solo y sin escolta, y verán detrás de su accidente la acción del Mossad (¿por qué no?) o similares, ilustro esta entrada con una fotografía del tal Jörg Haider, entonces aún con vida, a punto de subirse a su flamante Porsche.

 

Y es que estas cosas pasan por correr en la carretera...

11/10/2008 11:08. Franesco #. Reacción

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris