Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

AGUIRRE: “Franco era bastante socialista”

AGUIRRE: “Franco era bastante socialista”

La aparición de la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, en el programa de debate 59 segundos que emite RTVE, ha dejado un titular asombroso. La presidenta Aguirre ha dicho: “Yo creo que Franco era bastante socialista”.

 

Dicha afirmación, que en otras circunstancias o con otros interlocutores hubiera dado para una sucesión de réplicas y contrarréplicas, ha pasado prácticamente desapercibida para unos periodistas —o como tal se ha presentado a los presentes— que se han empleado con un servilismo desacostumbrado e impropio de quien tiene la oportunidad de entrevistar a la presidenta de la Comunidad Autónoma española donde con más insistencia se han aplicado (y aún se aplican) las recetas liberales que nos han conducido a la actual crisis económica mundial.

 

Casimiro García Abadillo —de quien no se esperaba otra cosa—, José Mari Calleja —quien al menos ha preguntado por Cajamadrid y ha protestado por los cuarenta años de dictadura franquista—, Francisco Marhuenda —tan pelota que hasta ha presumido del “Modelo Madrid”—, Antón Losada —qué decepción—, el catedrático de Economía y columnista de ABC Fernando Fernández —quien pese a no ser de mi agrado, ha rezumado coherencia en sus preguntas: Afganistán, gestión privada de los servicios públicos...— y Gemma Robles —quien ha preguntado por el futuro de Ruiz Gallardón, a quien Aguirre ve en un futuro Gobierno de Rajoy y no como candidato en las próximas elecciones europeas— han dejado escapar viva a una Esperanza Aguirre que ha demostrado su acostumbrado desparpajo y chulería, además de tener mucha escuela.

 

Tanta, que hasta ha aprovechado la condición de homosexual de un tío suyo, Jaime Gil de Biedma —de quien se ha escrito que falleció víctima del SIDA—, a quien según ella se impidió ingresar en el PSUC, “por gay” —lo cual no es del todo cierto, dado que quien le negó la entrada fue un amigo que al parecer pretendía librarle de las posibles críticas de sus compañeros, o que no le relacionaran con él...—, para criticar a quienes acusan a los populares de homofobia... ¡A la vez que defendía que al matrimonio entre dos personas del mismo sexo no se le debía llamar “matrimonio”!

 

Desde luego, no sé cómo todavía hay quien se pregunta por qué esta señora gana una y otra vez las elecciones en Madrid: así se las ponían a Fernando VII.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

53 comentarios

creditos -

Esperanza, doña "erre que erre"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, negó ayer por la mañana conflicto alguno en Caja Madrid. Sin embargo, pocas horas después, a las cinco de la tarde, empezaron a volar los cuchillos en la Comisión de Control de la entidad. De un lado, los partidarios de Aguirre que quieren relevar a Miguel Blesa. Pablo Abejas, presidente de la comisión, estuvo a la cabeza del grupo con tres miembros más. Enfrente, ocho consejeros, el 61,5%, que han pedido por escrito una reunión extraordinaria para que se inicien las elecciones y se trate el cese de Abejas. Según fuentes de la entidad, se debe convocar una reunión extraordinaria si tres o más miembros la piden. Abejas respondió que la petición había caducado y que la reunión solicitada sólo tenía carácter político, por lo que se negó a convocarla. En Caja Madrid están estudiando las acciones legales pertinente ante el bloqueo de la situación. Otras fuentes dudan de que el grupo de ocho consejeros se mantenga unido por lo que podrían perder fuerza, informan El País, ABC y Expansión.

Carlos Menéndez
http://www.creditomagazine.es


AD -

Cualquier pensamiento que no sea pura consigna requiere razonamiento, discurso... Tu razonamiento, Charlie, es muy coherente. No calificaré tus razones igual que tu has tratado mi esfuerzo, pues leer un pensamiento bien trabado nunca me cansa y lo creo mejor que una mera opinión sin razonamiento.

charlie, o ex-terror da etereal -

AUTOR:FRANESCO
"CHARLIE: Ya he dejado escrito que vuestra peculiar relación epistolar puede ir a más, y hasta acabar bien..."

RESPUESTA: Por mi parte ya esta acabando muy bien. Yo al menos me lo paso de miedo. Supongo que la Senhorita Cibernetica tambien, no se ...

charlie, agotado por AD -

AD, lo de atribuirle a Clinton las hipotecas basura es simplemente falso, aunque lo digan el Expansion y el Faro de Vigo. En su epoca no existian, y si se saben las causas aunque no la solucion. Las causas no son ningun misterio:

En el anho 2000 se comenzo a producir el "pinchazo" de la burbuja tecnologica, que se acelero a partir del 2001, hasta el punto que en el 2003 el nasdaq se habia reducido al 20% de su valor maximo del anho 2000.

Coincidiendo con este pinchazo y en parte debido a el comienza una recesion en el anho 2001 que se "soluciona" con dos instrumentos principales:

Bajada de impuestos a los negocios y a las rentas mas altas para animarles a invertir (El deficit no importa es la famosa frase de Dick Cheney que resume la irresponsabilidad del gobierno).

Y bajada de los tipos de interes, colocando el Federal Funds rate al 1%, donde lo han vuelto a poner en este momento.

La bajada de los tipos de interes se extendio desde el corto plazo hasta las hipotecas, provocando un abaratamiento de las mismas con la consiguiente subida del precio de la vivienda.

Todo esto se acelero a partir del anho 2003, 3 anhos despues del final del segundo termino de Clinton, y en realidad se sustituyo la "burbuja tecnologica" por la "burbuja hipotecaria".

Al mismo tiempo que se abarataba el interes y subia el precio de los inmuebles, se asumio por parte de las instituciones financieras y de la mayoria del publico que el precio de las viviendas seguiria subiendo permanentemente, con lo que el riesgo de una hipoteca fallida estaria siempre cubierto con el valor de la propiedad.

Para conseguir liquidez, las instituciones financieras que habian participado en la expansion hipotecaria comenzaron a dividir las hipotecas en partes y unirlas con muchas otras partes de otras hipotecas creando paquetes (bundles) que se vendian a traves de agentes de bolsa como acciones de fondos de inversion, con lo que el riesgo estaba aparentemente mas lejano y mas diluido.

Al extenderse la ilusion del no-riesgo se masifica la oferta de hipotecas-basura, donde estas se ofrecen a clientes que evidentemente no podian pagarlas por varios motivos:

El que otorga la hipoteca asume que no corre ningun riesgo, pues esta hipoteca va a ser vendida como "securities" y el dinero invertido se recupera rapidamente.

El interes que se cobra por las hipotecas-basura es mucho mayor que el de las otras, con lo que aparentemente son mucho mas rentables.

Las hipotecas-basura casi siempre tienen pagos insignificantes al principio, generalmente solo intereses, asumiendo que estos ban a permanecer bajos durante muchos anhos (casi siempre son de tipo variable) y que para cuando llegue el momento de comenzar a amortizar el principal el valor de la vivienda habra seguido subiendo y si el cliente no puede pagar, la propia vivienda cubrira de sobra el principal e intereses pendientes.

Naturalmente, cuando se hacen negocios basados en la irresponsabilidad y en premisas falsas, llega un momento, como este, en que "se pincha la burbuja"

LO CUAL, QUERIDO AD, NO TIENE NADA QUE VER NI CON EL PRESIDENTE CLINTON NI CON SU EPOCA.

Y perdonadme todos por este comentario tan exageradamente largo, pero es que ya no sabia como contestar a AD, y ademas que seguramente que todo se contagia.

Franesco -

CHARLIE: Ya he dejado escrito que vuestra peculiar relación epistolar puede ir a más, y hasta acabar bien...

charlie, o terror dos mares -

AUTOR:ALEX
"Sr Charlie, como siempre, un placer formar parte de sus comentarios, me otorga una relevancia que no merezco."

RESPUESTA: Alex, monisima, tienes toda esa relevancia y mucha mas, casi tanta como laEspe. La verdad es que te estoy cogiendo carinho.

Franesco -

AD: Toda contribución es bienvenida. No se te escapará que preferiría que tus comentarios fueran más cortos, pero si en esta ocasión lo necesitabas, bien está. Creo, en todo caso, que deberías abrirte un blog, si no lo tienes ya, para vehiculizar tus inquietudes comunicativas, que veo las tienes. Nadie sobra en esto de hacer ciudadanía a través de la red: tampoco aquellos que tienen ideas con las que discrepo.

Un saludo, amigo, y hasta la próxima.

AD -

Bueno, quiero ahora agradecerte tu amabilidad al tener en cuenta mis largos comentarios, al permitirme participar aunque haya mostrado puntos de vista distintos de los vuestros y al responder a los puntos que he tocado. Gracias y mucha suerte.
En relación con el último comentario, para hacer honor a la verdad, he de decir que recientemente existen leyes que intentan evitar la especulación con la vivienda de protección oficial. Pero mi crítica no iba por ahí, se refería a si lo poco o nada hecho para evitar que constructoras o promotoras de V.P.O puedan pedir dinero negro por la vivienda nueva. Supongo que la crisis le ha puesto el correctivo. Seguramente, lo que se haga sería intervencionista, pero es que mientras las leyes sobre suelo sean de tal cariz, difícilmente se podrían adoptar otros correctivos que más intervencionismo. Pero, bueno, es una opinión. Gracias, de nuevo, por tu espacio de libertad.

Franesco -

AD: Es evidente que en todas partes cuecen habas... El sentido de mi post, en torno a la intervención de Aguirre, es que ella sigue defendiendo ese modelo. ¡Es increíble!

Alex -

Desde mi, como dirían algunos, "cosmopolitan" punto de vista, estamos hablando demasiado de la crisis financiera de los EEUU y nos estamos olvidando de uno de los problemas principales de nuestro país; el dinero negro. El dinero negro que era uno de los grandes motores de nuestra economía (así de triste), y que debido a la depreciación del sector inmobiliario (que ha dependido de muchos más factores que los simplistas que estamos aportando, incluyo alguno de ellos patrio) se ha estancado. Se ha quedado parado en diversas cajas fuertes de diversos (muchos) señores que manejan el cotarro, o lo que es más triste, lo están sacando para invertir o blanquearlo(obviamente "inmobiliariamente" hablando) en países como Brasil, Rumania, Marruecos, etc, con lo que el empleo que general el capital (aunque sea en B) español se está moviendo fuera de nuestras fronteras.
Y la solución a la crisis, a la nuestra, que en éste país estamos sufriendo varias, pasa por hacer que ese dinero se mueva, pero dentro de nuestras fronteras. Cómo hacerlo? ni idea, bastante tengo con saber lo que se estila para la próxima campaña de primavera.
Buen día.
Sr Charlie, como siempre, un placer formar parte de sus comentarios, me otorga una relevancia que no merezco.

AD -

Bastante de acuerdo en algunos de los puntos que señalas. Pero hago algunas matizaciones:

1.- ¿Sería yo el único que en la era del boom inmobiliario no me creía los cantos de sirenta de que la vivienda era la inversión de futuro más rentable? Cuando se produjo el cambio, a mi hermana le cogió con el cambio de piso. Mi consejo fue que se deshiciera pronto de la vivienda anterior no fuese a ser que al cabo de unos años se viese más empobrecida creyendo falsamente que aguantandola podría después venderla mejor. ¿Me equivoqué? Ella hoy me lo agradece.

2.- ¿ Puedes ponerme algún ejemplo de alguna autonomía que mantuviese una activa lucha contra el dinero negro en las transacciones inmobiliarias? Llegaron a mis oidos comentarios de gente que denunciaba que esto estaba pasando incluso con la vivienda de protección oficial pero que era un tema que no se arreglaba. ¿ Si eso pasó alguna vez, a quiénes beneficiaba: acaso a los trabajadores o a las parejas jóvenes...?

3.- Creo que la creencia en que la inversión en ladrillo es la más segura y la preferencia a tener en propiedad las viviendas no se puede atribuir a ningún partido, sino a una tradición cultural que se ha dado en España desde hace muchísimo tiempo y que no es la misma que la mentalidad de otros paises. Me temo que la política de Rato aprovechó esta característica para delinear su política. Pero me parece que estaba claro que, si el crecimiento de este sector no podía ser ilimitado, hubiese sido bueno que las políticas económicas hubiesen preparado el cambio de tendencia y la reorientación del sistema productivo antes del batacazo inmobiliario. Creo que esto es de sentido común. Lamentablemente no se han desarrollado otros sectores productivos en momentos de bonanza económica y para la exportación y consumo interno.

Franesco -

AD: Por supuesto, hablo de "comprar" un discurso, en argot, refiriéndome a que se valida dicho discurso, sin profundizar en él, porque coincide con nuestros postulados previos (similar a lo que hacemos todos con nuestros periódicos de cabecera, que compramos para leer lo que de antemano pesnsamos sobre las cosas). En cuanto a las subprimes, por supuesto que son la causa inicial de la crisis. Lo que digo es que atribuir a Clinton su responsabilidad es oportunista. En España también se han dado créditos a ciudadanos que en ningún caso estaban en condiciones de devolver durante 40 años un préstamo que para ser sufragado requeriría que ambos peticionarios (la típica pareja joven, en muchos casos de ciudadanos que han emigrado a España y que no tenían más bienes que su fuerza de trabajo) ganasen 1500-2000 € por cabeza. Y esos préstamos los han concedido las entidades bancarias en la confianza de que si los endeudados no podía pagarlo al menos sí podrían vender la vivienda, y con un importante incremento del precio que pagaron; y así se ha hinchado la bola (otros hablan de burbuja), durante años, hasta que ha reventado. Fueron algunos políticos y algunos tipos de política quienes apostaron y defendieron esas fórmulas. Por ejemplo, recuerdo a Álvarez Cascos hablar de que los españoles pagaban caros los pisos, "porque podían"; ergo, si ahora no los pagan, es "porque no pueden". Que cada palo aguante su vela.

Porque claro que es esencial una reforma moral y estructural de la vida política y de las instituciones (como de otras entidades no políticas, caso de la banca, la judicatura o muchas organizaciones empresariales y sindicales), pero aquí hay un modelo de crecimiento que tiene más responsabilidad que otros en la crisis, y ese modelo es el liberal. Y los partidos que lo defienden, propugnan y apoyan, caso del PP, tienen más responsabilidad que los otros. ¿O encima vamos a culpar al militante de algún partido ecologista de que él también se ha comprado una vivienda por encima del precio de mercado, y que lo ha hecho para especular? El "todos somos culpables" siempre me ha sonado muy mal; sí, todos culpables, pero algunos más que otros...

Un saludo, amigo.

AD -

Bueno, tomo lo de "comprar" como un decir, pues no le debo nada a esa señora ni tengo relación con su partido. No creo que sea fácil a nadie diagnosticar las causas de esta crisis que, si es verdad que nunca se ha visto igual, es porque no están tan claras las causas. Si se conociesen bien, se sabrían los remedios y se podría prever la evolución de la situación económica. Pero es que parece que todos están dando palos de ciego...Esperemos que finalmente se enderece la situación. Ahora bien, te agradecería que me dieses una razón para desdecirme de la relación de las hipotecas subprime y la etapa de Clinton.
Pero, insisto, tan importante como la política económica en este país me parece a mí la necesaria regeneración de la vida política, pues, cualquiera que mire el patio con ojos bien abiertos, ánimo imparcial e independencia de criterios, debería dolerle muchas cosas que pasan en este país y a las que nadie todavía le ha querido poner enmienda. Insisto, deberían cambiar muchas estructuras y hacen falta ciudadanos decididos a no pasar de los cambios que verdaderamente sean necesarios que, a lo mejor, no son los más urgentes esos a los que ahora mismo fija más su atención la opinión pública. Pues mientras miramos hacia un lado, inevitablemente nos distraemos de mirar hacia otro que, puede ser, esté reclamando más una merecida atención por la sencilla razón de que será el primer principio de los cambios que tengan que venir después. Y la reforma moral y estructural de la vida política y de las instituciones creo que es esencial.

Franesco -

CHARLIE: Puedes hacer copy past con total libertad. En cuanto a la corrupción socialista de los 80, que bien cara salió (la derrota ante el sin par Aznzar), también fui de los que sintió desazón, que se me pasó en cuanto vi que uno solo de los amigos de Aznar se llevaba de una tacada más que lo que atribuía a todos los socialistas a quienes se acusaba: los 40.000 kilos del asalto a Telefónica son algo inolvidable. La sentencia del caso Luis Roldán consideró que dicho execrable personaje (que hoy será entrevistado en Telecinco por María Teresa Campos, ¡ojo al dato!) se había llevado 435 millones de pesetas de los fondos reservados y estimaba en 1.800 millones lo que había obtenido en comisiones. Es decir, sólo Villalonga multiplicó casi por 20 lo de Roldán; por no hablar de Pizarro y su indemnización millonaria de Endesa, que fue exactamente otro atraco similar...

LIDIA: Saludines...

AD: Me da la sensación de has comprado el mismo discurso que Aguirre soltó en 59 segundos, tratando de culpar a Clinton y a dos representantes demócratas de la crisis hipotecaria. Es como cuando Aznar nos quería colocar el decretazo y se decía que ya González había creado las ETTs, o cuando algunas políticas lingüísticas autonómicas que dan problemas se atribuyen a que en época de Suárez se aprobó la Constitución que lo permitía...

AD -

En conclusión, lo que yo quiero decir es que en una sociedad civil fuerte y dinámica, bien informada y crítica, ésta forzaría a grandes cambios dentro de lo que son los partidos políticos y las instituciones y cargos públicos. Pero en este país yo he perdido la esperanza de que esas reformas y cambios tengan lugar alguna vez. Eso sí, hay mucha agitación y confrontación pasional pero no se afronta y piensa en profundidad lo más importante: cómo deben funcionar las instituciones a las que confiaremos la marcha de nuestra convivencia.

AD -

Bueno, Charlie, lamento que no te enterases de dónde viene el problema de las hipotecas basura. Yo no es que lo conozca de primera mano, pues no he vivido allí, pero me fio de expertos conocidos en una cámara de comercio. Ahora bien, en la red hay información. Te remito a un artículo de Expansión que, si estás suscrito, puedes encontrar y donde destaco esta frase: un reguero de pérdidas multimillonarias provocadas por las hipotecas basura. ... estadounidense durante la era Clinton. El enlace es www.expansion.com/2007/11/06/edicion_impresa/1054268.html
Además, puedes encontrar información en este enlace de farodevigo: http://www.farodevigo.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008092200_10_260434__claves-desastre
Pero se puede encontrar mucho buscando en la red la asociación de términos: Clinton e hipotecas basura, o incluso en inglés.
Lo de la Unión Soviética era un ejemplo más de los estragos de corrupción que causa el estatalismo y el excesivo intervencionismo estatal. Pero si quieres cosas más cercanas, ve a Andalucia para constatar problemas de corrupción, unos que salen a la luz y no pasa nada, y otra parte de los que nadie suele hablar y sobre los que los medios miran para otro lado.

charlie, o terror da Lidia -

Lidia, perdona que tu comentario se quedo enterrado entre los mios. De verdad que no era mi intencion.

Ah, y Franesco, que la copia no ha sido descarada, simplemente he puesto un link con este post explicando que es tuyo, y le he anhadido otra foto RUTILANTE de nuestra Querida Lider-esa.

Otro dia os explico de donde sale lo de Querida Lider-esa. O ya lo he hecho?

charlie, o terror dos mares -

Franesco, te he copiado este post en el blog de laEspe, espero que no te moleste, pero despues de todo el trabajo que me ha dado la lectura de los comentarios de AD, me he quedado agotado para volver a escribir sobre la Querida Lider-esa en relacion con "el socialismo de Franco".

Por cierto, no creo que los socialistas perdieran la guerra civil. No te olvides de que en el bando vencedor estaba el ejercito con todo su armamento y experiencia, y que la guerra de Espanha fue una especie de ensayo general de la Segunda Guerra Mundial, donde Hitler y Mussolini se aplicaron a fondo y los futuros aliados con mucha timidez pues todavia temian "ofender al Fuhrer". En fin que lo extraordinario es que el gobierno legitimo fuese capaz de aguantar casi tres anhos.

Lídia -

y esta señora es presidenta de una comunidad autónoma...ays dios mío....saludines

charlie, aterrorizado por AD -

AD, de verdad, creo que deberias escribir comentarios mas cortos, pues tratar de leer todo lo que escribes es una especie de tortura insoporteibol.

Tratare de ser breve. Lo de los creditos basura de la epoca de Clinton es simplemente un disparate. Perdona por la claridad del termino, pero es que esa historia o la has inventado o se la invento quien te la haya contado. Lo se porque, ademas de ser la primera vez que la oigo (la historia), yo vivia aqui (en usa) en la epoca de Clinton y vuelvo a vivir aqui ahora.

La historia de la Union Sovietica es muy triste, pero ni es lo que estamos discutiendo ni nadie esta defendiendo ese sistema, que ademas ya desaparecio.

Si estoy de acuerdo contigo en una cosa. La corrupcion de los gobiernos de Felipe Gonzalez era autenticamente repugnante, maxime cuando llegaron al poder con el eslogan de CIEN ANHOS DE HONRADEZ. Esos anhos de corrupcion nos mataron la ilusion a muchos que si habiamos luchado contra el franquismo.

En fin, espero que me perdonen mis amigos sociatas (el termino lo aplico en plan carinhoso), pero hay que llamar a las cosas por su nombre.

charlie, que ya lo tiene claro -

AUTOR(A)-ALEX: "No creo en la democracia. No me parece un sistema apto. En fin, que ésto sería demasiado largo de debatir." AFIRMADO POR ALEX

Esta claro que necesitabas el parrafo, Alex, monisima. Si es que no se te puede dejar sola.

cristof, la Senhoirita Alex no es nazional-socialista ni tampoco cree en la dictadura del proletariado. Lo que en realidad le gustaria es una dictadura de la Telva (sigue existiendo esa revista?) con ella muy cibernetica, muy eterna y muy etereal entre las dirigentes mas rabiosas y mas leidas.

Alex, monisima, si es que no tienes desperdicio. Que tengas un buen fin de semana, y gracias por alegrar el mio con tus alegres afirmaciones antidemocraticas, lo que no me sorprende nada, por eso YA LO TENGO CLARO.

AD -

Por cierto, para un gobernante sensato puede representar una gran ventaja que existan organizaciones donde los voluntarios den de sí generosamente para contribuir a la justicia y al bien común de la sociedad, como un instrumento más de progreso. ¿Por qué? Muy sencillo: en tiempos de vacas gordas puede darse una tendencia a pensar en que el Estado lo puede todo, a que siempre hay abundantes recursos para costear servicios de utilidad social ( que cuestan dinero y, a veces, bastante), pero como también llegan los tiempos de vacas flacas, cuando los recursos escasean y el Estado tiene que hacer cosas a cuenta del esfuerzo de los que hayan de venir mañana ( por ejemplo, la generación siguiente, nuestros hijos, los futuros inmigrantes, etc.), y como esos tiempos de escasez pueden limitar mucho los esfuerzos por mantener la justicia, entonces es cuando mejor se percibe lo importantes que son esas organizaciones sociales donde la gente trabaja por los demás sin pedir nada a cambio. Ciertamente que en ese mundo de estas organizaciones - muchas de las cuales llegan hasta donde no pueden llegar la Administración- algunas se crean no para los fines que declaran sino como una especie más de negocio - otro caso probablemente inducido por el subvencionismo, pues no es de extrañar que existan organizaciones que se hayan creado para cazar algunas subvenciones. Pero, en general, se puede decir que sobresalen aquellas que tienen una gran utilidad para la mejora de la sociedad. Así pues, y quizá se vea mejor en estos tiempos de escasez, las personas y colectivos que realizan una labor social desde principios del altruismo o el voluntariado o la caridad, hacen una buena contribución a la justicia social.

AD -

Charlie, ciertamente en estos tiempos de crisis mundial se oye a muchos imputar la causa del problema al fracaso del liberalismo capitalista y la desregularización de los mercados, mirando principalmente para U.S.A, pero raramente se repara en que el origen de los famosos créditos basura viene de un intervencionismo del gobierno americano en tiempos de Clinton, cuando éste, con la buena intención de facilitar el acceso de muchos a una vivienda, obligó a las compañías financieras a tener que conceder créditos blandos rebajando los requisitos de solvencia a quienes los solicitaban. Ciertamente que en U.S.A eso era, de acuerdo con su legislación, un chollo, pues allí, por lo que tengo entendido, se pudo solicitar créditos por encima del 100% del precio de la vivienda y, si un día le vienen mal dadas a alguien, sencillamente puede entregar las llaves al banco e irse tranquilo a su casa sin que te puedan pedir la plusvalía de ese crédito. Así que cuando sobrevino la crisis, bajó el precio de la vivienda, las compañías financieras vieron cómo ciudadanos les dejaban unos inmuebles que valían menos que el dinero que esas compañias habían desembolsado. Eso no es un fallo del liberalismo, sino una situación creada por leyes que allí existían y que abocaban a la ruina del negocio crediticio. En España las leyes son distintas y, por ejemplo, nadie podría quedar liberado de su deuda con un banco porque sencillamente le deje las llaves de una vivienda que haya perdido valor, pues no saldará la deuda hasta que devuelva al banco lo que éste le prestó. Pero eso es precisamente lo que no pasa en U.S.A.
Por supuesto que se dieron otros desencadenantes, como el tema de los derivados... Y creo que también un cambio de valores y de mentalidad en los altos directivos de las empresas que creo que está muy reñido con el buen hacer de los buenos empresarios y banqueros, y que poco tiene que ver con lo ideológico ( liberalismo o socialdemocracia): y es la falta de austeridad en el estilo de vida y en la gestión de los recursos. Se ha pasado del tipo de administrador, banquero o empresario discreto, austero, ahorrador, al tipo sociológico del tiburón que se engorda malgastando, dilapidando el dinero ajeno, haciendo vida ostentosa, especulando con lo que roza lo etéreo, con prácticas que se parecen mucho a las estafas piramirales e insaciables, lógicamente, en sus expectativas de lucrarse. Pero, cuidado, ese cambio de mentalidad no se da sólo en el mundo de la empresa privada, que así camina hacia su ruina, pues con esas prácticas no sólo se esquilman los recursos sino también se inician los conflictos sociales por la falta de la virtud de la moderación, buena amiga de la solidaridad, sino que también se encuentra en la mentalidad y en la forma de hacer las cosas en el ámbito de la política. Véase la diferencia que a veces se da entre los presupuestos que se hacen para proyectos costeados por la Administración ( y eso es un fetichismo, pues ese dinero es el de los ciudadanos) y lo que realmente le costaría a una empresa si lo tuviese que realizar ella con sus propios recursos o - para evitar alguna crítica como la que se me ha hecho antes- si se pidiese una auditoría de un organismo independiente: en un elevadísimo tanto por ciento, se daría el caso de que se ha engordado artificiosamente los presupuestos y parte de ese dinero se podría haber invertido mejor ( quiero decir, en otros usos sociales), pero lamentablemente se ha ido derramando por el camino hasta que ya no se sabe a dónde fue a parar.
En la clase política también hay mucha falta de austeridad, y debería ser ella la que empezase a dar ejemplo, pues lo que son valores no se inculcan por leyes o imperativos, sino que se proponen de forma ejemplar. Sería admirable que en las Administraciones brillase la austeridad, no como un fin en sí, sino como una condición necesaria para poder hacer políticas verdaderamente más sociales.
Por otra parte, creo que no es incompatible con ser liberal el tener preocupaciones sociales, pues aquellos viejos liberales de los que habeis hablado daban gran importancia al sentimiento de benevolencia humanitarista como principio de toda actuación moral. Por eso, se puede defender por ejemplo un estado que vele por la justa distribución de la riqueza y garantice igualdad de oportunidades para todos, así como unos servicios sociales universales, pero al mismo tiempo pedir que se se potencie a la sociedad para que no deje de moverse y hacer lo que ella por su propia iniciativa y creatividad pueda hacer autónomamente. Mi temor se refiere a que el excesivo intervencionismo suele ser principio de corrupción en una sociedad, y de eso hay muchos ejemplos, no sólo en Madrid, sino en muchos lugares, donde mandan populares o socialistas, y en paises con regímenes de muchas clases. Recuerdo que en la URSS existia una sociedad dual, quienes tenían que hacer colas para un trozo de carne, y la élite del funcionariado y del partido que tenía una vida más cómoda y abundante. De hecho, los nuevos ricos en Rusia salieron de aquella clase política. Asimismo, todo el mundo allí tenía que recurrir al mercado negro que era una consecuencia lógica del sistema estatalista y burocrático que, con sus planes quinquenales- creo que se llamaban- obligaba a las empresas públicas a rendir por debajo de sus posibilidades. Recuerdo una viñeta en la que un operario portaba en una carretilla un tornillo del tamaño casi de un coche, y en la carretilla se leía que se había cumplido con el plan.
Finalmente, en relación con la caridad, he de decir que mal la entiende quien crea que es dar de lo que no se necesita. Para quienes crean, la caridad es imperativo - con toda la carga que ello implica de obligación y mandato a responder a una llamada-, pero es un exceso por encima de la exigencia primera de la justicia. Por tanto, primero hay que cumplir con la justicia, que es exigible a todos, y después de dar a cada uno lo que es justo según la ley, viene la caridad como una medida que colma y sobrepasa a lo que en justicia se puede pedir a cada uno. Por ejemplo, es de justicia que un empresario pague a sus trabajadores lo que sea justo, a satisfacción de las leyes y distribuyendo equitativamente los beneficios, pero no hay ley que le pueda exigir a ese empresario que haga todavía más: que de de lo que en justicia sea suyo para costear una operarición a una hija de un trabajador, en un país extranjero, y que, para colmo, además sea él quien se vaya a cuidarla. La caridad, porque es darse gratuitamente, no se manda, pero requiere en quien la convierte en un valor personal el tener antes que comprometerse con la justicia social y, por tanto, no dejar de hacer y reclamar que la justicia se cumpla. Quien crea que la caridad es "compasión denigradora", como la interpretaba nietzsche, se equivoca. La caridad es lo que hace que una persona lo pueda dejar todo, hasta sus raices, por dar felicidad a otros o reducir el sufrimiento del mundo. Por tanto, es una especie de heroismo que me parece bastante admirable.
Ah, yo en mis tiempos de más joven fui simpatizante del socialismo, pero fue aquella horrenda época de corrupción la que me escarmentó y me hizo revisar muchas cosas entre mis creencias. Me hizo desconfiado ante todo lo que se mueve en los bastidores del poder.

Franesco -

CRISTOF: Una de las características, quizás la principal, de los nazis, como de los fascistas, era (y es) la paramilitarización de la paz. Y Franco no cesitaba paramilitarizarse, porque de antemano era militar... Franco no era nada, salvo antitodo.

Alex -

Quién era nacional-socialista además del Sr Hitler y de una panda de niñatos rapados que no saben ni siquiera qué es eso?

cristof -

claro esta que era Nacional Socialista...

Alex -

Muy acertado su comentario, aunque disiento en la última palabra...
No creo en la democracia. No me parece un sistema apto. En fin, que ésto sería demasiado largo de debatir.
Buena tarde y mejor fin de semana.

Franesco -

ÁLEX: Así es... Considerar a la presidenta Aguirre y a su gestión como “liberal” es un mal chiste, y un sarcasmo. Sobre si lo que fallan son los sistemas políticos o los hombres que los llevan a cabo, es evidente que fallan las personas, sobre todo porque hay sistemas que están abocados al fracaso. El del liberalismo es exactamente el caso contrario del problema del comunismo, a quienes algunos tratan de salvar diciendo que en Rusia y sus países satélites lo que fracasó fue el leninismo o el estalinismo, pero no el comunismo de aparente ideología marxista. Para mí, el principal fracaso del comunismo —al margen del propio hecho dictatorial, que de por sí lo invalida— es no considerar que hay quien desea progresar y está dispuesto a esforzarse más que los demás, y que la principal meta de muchos hombres es la posibilidad de crecer económicamente; pero si tu impides que pueda haber distinciones de ingresos, estás matando esa posibilidad de crecimiento y evitando que la gente se esfuerce y las sociedades progresen. ¿Por qué va a trabajar un científico en la búsqueda de una vacuna, si resulta que su salario será el mismo que el del ordenanza del laboratorio? Claro que habrá quien lo haga, pero serán los menos.

En cuanto al liberalismo económico, se da el caso contrario: hay quien no quiere, ni puede, vivir una vida competitiva, siempre jugándosela. Bien por enfermedad o incapacidad, que de todo hay, hay quien nunca podrá progresar o ni siquiera esforzarse. ¿Y entonces los dejamos tirados? Eso es la ley de la selva, sobre la cual si hay algo me choca es que suelen defenderla aquellos que al mismo tiempo se consideran humanistas y muy cristianos. Quizás porque les gusta la caridad...

En fin, que queda demostrado que, con más o menos matices y en función de lo que cada colectivo decida en su caso, aquí lo único que funciona es precisamente lo más justo: una economía de mercado regulado que evite los dos polos —comunismo y liberalismo—, enmarcado en un sistema democrático en donde el estado vela por el bienestar de todos sus habitantes al mismo tiempo que permite la iniciativa privada. Es decir: la socialdemocracia.

Alex -

Para entender qué estáis diciendo, porque os aseguro me he perdido…estamos hablando de liberalismo económico, de liberalismo político, de neo-liberalismo?
Porque el liberalismo nació como confrontación a los poderes dictatorias pre-revolucionarios en la Francia del siglo XVIII, (Voltaire, Rousseau, Montesquieu) esgrimiendo la libertad del individuo frente al absolutismo reinante. Y fue, así mismo, el precursor de la división de poder en tres estamentos; legislativo, judicial y ejecutivo. En principio, de agradecer.
Si es de liberalismo económico a lo que se está haciendo referencia en este post, decir que las doctrinas que Ricardo, Malthus, Smith, Bentham, o incluso Stuart Mill (muy recomendable un ensayo de él llamado "sobre la libertad"), y la escuela francesa, poco tienen que ver con la prostitución y degradación que, de estos movimientos, se ha hecho, desde el siglo XX hasta nuestros días.
Y que por supuesto, no es lo mismo ser liberal, que conlleva un proteccionismo o conservadurismo (económico), con el que se puede o no estar de acuerdo pero que respondía a un sistema mercantil que en aquellos tiempos hacía aguas, a un liberalismo capitalista, que ha perdido cualquier razón de ser que tuviera en sus orígenes, convirtiéndose en un sistema exclusivista, y elitista.
Pero no han sido los sistemas políticos los que han fallado, han sido los hombres que los han llevado a cabo.
Y es que en cuanto a lo concerniente al ser humano, no cabe otra que estar de acuerdo con Hobbes, “el hombre es un lobo para el hombre”, y muchos años de Historia, no hemos encontrado modo de auto-amaestrarnos. Y unas manadas atacan a otras, y se hieren, cuando no se devoran.
Y llamar a la Sr Aguirre o a la gestión que está haciendo (o deshaciendo, según opiniones) liberal, no deja de ser un mal chiste.

Franesco -

AD: Con la única parte de tu discurso con la que coincido es con la parábola de la carcoma, sobre todo porque puede utilizarse también en lo tocante al sistema político-económico liberalista que propugnas. ¿Acaso quienes defienden dicho liberalismo para los demás están dispuestos a afrontar lo que supondría que se les aplicase a ellos? No lo creo. Quienes abogan por la sanidad privada correrían raudos hacia el hospital público en el mismo momento en que se les diagnosticase un cáncer que comportase tener que afrontar un tratamiento privado que no pudieran pagar. Yo soy de los que escarmientas en cabeza ajena y no necesito caerme a un pozo para saber que necesitamos (todos, salvo 4 o 5 millonarios) la ayuda del Estado, que además somos nosotros. Luego puede haber matices sobre cuánta presencia debe tener dicho Estado, y eso serán los respectivos electorados los que lo decidan. Y en cuanto a lo de la iniciativa privada, claro que la defiendo, pero sin convertirlo en dogma y sabedor de que quien monta empresa lo hace para ganar dinero. No equivoco el mensaje ni el resultado. Si una Concejalía de Basuras cuenta con 10 funcionarios de limpieza en nómina que en conjunto cobran 200.000 € al año, además de 1 camión comprado mediante sistema de “renting” por el que se pagan otros 20.000 € anuales (es un ejemplo), podrá limpiar un barrio por 220.000 € el ejercicio; pero si dichos 220.000 € se le dan como contrato a una empresa privada creada ad hoc para prestar el servicio, el empresario-directivo de la subcontratada tendrá que destinar parte de esos 220.000 € (¿el 20-25%?: pongamos 50.000 €) para el beneficio previsto de la empresa, además de otro tanto (¿ponemos 30.000 €?) para su propio salario inflado de ejecutivo; donde no podrá bajar el precio, ni por mucho que negocie, será en lo que paga por el camión... Así, el trabajo que antes se prestaba con 220.000 € tendrá que sacarse adelante sólo con 140.000 €. Y eso sólo se puede hacer de dos formas: o bien obligando a los operarios de limpieza a que trabajen más por menos dinero, o simplemente limpiando menos y prestando un peor servicio. Porque ningún empresario va a poner un negocio para dejar de ganar... Y así estamos: todos los servicios que se han subcontratado a empresas peores están siendo prestados peor que cuando eran públicos (otra cosa, claro, son los negocios que siempre fueron privados: esos sí funcionan, como funcionaban antes).

CHARLIE: En Absoluto renuncio, y muchos menos “alegremente”, a los socialistas de la primera mitad del siglo XX. Si ha dado esa impresión, se trata de un (grave) error por mi parte. Lo que sostengo es que el socialismo democrático de hoy “en nada se parece al de principios de siglo”. No digo que el actual sea mejor, sino distinto. De hecho, el de antaño me parecía mejor, porque, como dices, sus protagonistas tenían más credibilidad que los de ahora y sus bases ideológicas eran mucho más fuertes. Aquellos hombres (Besteiro, Largo, Negrin y Prieto, por no hablar de Iglesias) eran un referente moral para cualquiera, incluso para quienes no les votaban e, incluso, les odiaban. Por eso hay quien les combatió con saña, dado que no se plegaban, porque eran irreductibles. He leído bastante sobre ellos y son un ejemplo para todos. Sólo podría criticarles no haber sabido enfrentarse a lo que venía, aunque también sé que a muchos (salvo a Negrín y Prieto) les cogió mayores el Alzamiento y no supieron cómo solventarlo, a lo que se añade que hay quien sirve para la paz, pero no para la guerra.

Por cierto: me ha encantado leer un comentario tuyo con mayor profundidad de la acostumbrada... Por supuesto que me lo paso pipa con tu estilo mordaz, pero se agradece este otro tono, porque además sirve para darle mayor prestancia al otro. El tono cómico libremente elegido es muestra de sabiduría.

charlie, o aterrorizado po-lo doctrinario -

LO CONSEGUI, LO CONSEGUI!!!!
Lei todos los comentarios de AD!!!!! Y eh fasih? (tradukzion, Y es facil?).

La mayor parte de los comentarios anteriores al de Franesco parecen sacados de un libro de texto antiguo sobre el liberalismo economico, una corriente intelectual muy respetable y muy innovadora en su momento(hace 200 anhos), que tiene un solo problema: NO FUNCIONA, como demuestra la crisis financiera mundial promovida por la des-regulacion de mercados e instituciones financieras de los amigos de Cheney y soportada con unas tasas de interes artificialmente negativas respecto al "IPC" promulgadas por el "sacerdotiso" de los mercados libres y auto-regulados, nada menos que el ex-Fed chairman Alan Greenspan, que recientemente se ha visto forzado a reconocer que sus teorias eran erroneas: los personajes e instituciones financieras no actuaron racionalmente, como predicen las terorias economico-liberales (el liberalismo politico es otra cosa), sino que, frente a una situacion politica favorable, fueron "too greedy for their own good". En fin, que explicarnos a estas alturas que el liberalismo economico es la solucion a nuestro problemas parece una broma.

Pero mas simpatico todavia es el siguiente comentario: "pero si por ejemplo, es partidaria (laEspe) de la gestión privada de servicios públicos, asegurando un servicio universal, a fin de ahorrar cargas fiscales..."

AD, esto es de antologia del disparate. Supongo que estaras de acuerdo conmigo que la empresa privada, por definicion, esta orientada a la obtencion de beneficio economico, que es un fin muy respetable (yo vivo muy bien gracias a ello, no me voy a quejar), pero que lo haga con fondos publicos? Amos, que a mi me parece muy bien pagar impuestos para obtener servicios, pero no estoy por la labor de que una parte de los imppuestos se dediquen a beneficiar a los amigos de laEspe, incluyendo incrementos de dichos beneficios a base de disminuir los servicios (de salud, por ejemplo) provistos a los clientes/ciudadanos con derecho a dichos servicios.

Amos, que seguro que eres muy liberal, pero te gustaria vivir sin seguridad social? El heroe supremo de los neocons (neoliberales en Espanha), Ronald Reagan, creia que el Medicare (seguro de salud para los ancianos) y el Social Security (sistema de pensiones de jubilacion) eran una aberracion socialista que habia que suprimir, y laEspe piensa(???) de la misma manera.

Por cierto, AD, despues del inciso de Franesco tus comentarios cambian de tono, tirando a un pelin rojillos de fantasia, pa mi que no lo tienes claro.

FRANESCO, yo que tu no renunciaria tan alegremente a los socialistas de la primera mitad del siglo XX. Ya quisieramos tener gentes de la categoria intelectual y moral de Julian Besteiro, Largo Caballero, Negrin (ya se que a este se le ha marginado, muy injustamente)e incluso Indalecio Prieto.

ALEX, monisima, me has echado de menos? Tranquila, que un dia de estos te dedico un parrafo.

AD -

Contaré una parábola que encontré en un libro, sobre el sentido de la vida: en una viga de madera vivían unas carcomas entre las que había una que quería saber si más allá de aquel mundo de madera se encontraría un mundo mayor lleno de cosas diferentes. Un día llegó una nueva carcoma que le llenó la cabeza con historias sobre lo que había fuera y le prometió indicarle el camino para conocerlo. La carcoma soñadora se confió tanto que siguió la dirección indicada carcomiendo madera incesantemente, pero lo hacía en el sentido longitudinal de la viga, así que nunca llegaba a ver el final. Y en el último momento de su vida, a punto de expirar, exclamó: bueno, ha tenido sentido haberlo intentado.
Ante esta historia la moraleja que saco es doble: que siempre hay quien te puede engañar y que tenemos que nos va la vida en alcanzar la seguridad sobre aquellos o aquello en lo que podemos confiar, y, segundo, que la carcoma hizo mal en tomar la dirección contraria a la que tomó la que le dió el consejo: si ésta hubiese estado dispuesta a jugarse con la otra su suerte, habría sido un buen síntoma de que sabía y quería el bien de la otra. Me acuerdo a menudo de esta parábola cuando reflexiono sobre el sentido crítico ante los distintos referentes y modelos de vida que nos oferta esta sociedad, siempre me pregunto: ¿ quiénes nos venden esos modelos lo hacen porque quieren nuestro bien y están dispuestos a jugarse su vida por ello, empezando por dar ejemplo?.

AD -

Con el último comentario asoció que esos cambios de discurso de los que hablas, Franesco, pueden responder bastante al marketing, pero no tanto a la solidaridad con los más desfavorecidos, sobre todo, cuando contrastas el modo de vida que llevan los políticos - aunque se llamen de izquierdas -, el ritmo de vida que llevan, su aburguesamiento, la falta de austeridad al administrar el dinero que no es suyo, ni de esa entidad abstracta que es el Estado, sino que procede del sudor, el esfuerzo y el trabajo de la ciudadanía y, muy especialmente, de esos ciudadanos que no pueden disfrutar de algunos de los grandes "privilegios" que gozan la casta dirigente. Por ejemplo: ¿ Cuántos años tiene que cotizar un trabajador para tener derecho a la pensión completa y qué poquitos años necesita un diputado? Y se podrían poner más ejemplos de este tipo para poner en evidencia la existencia de una casta social formada por la política que se aleja mucho de la ciudadanía, de modo que se hace muy difícil decir que los discursos de esa casta pretenda realmente alcanzar una mayor igualdad y justicias sociales, cuando los que los elaboran no empiezan por igualarse ellos en un acto de solidaridad y de vocación de servicio hacia el resto de ciudadanos.

AD -

Errata: he querido decir que "parte del presupuesto de que cualquiera al que la soberanía popular presta un gran poder se convierte en sospechoso de poderlo utilizar mal..."
Una de las cosas que más me llama la atención es hasta qué punto en la política ha entrando el marketing y las reglas del mercado, de modo que se trata de que te compren un producto ( un programa) por el que vas a obtener pingües beneficios ( cuotas de poder) buscando siempre ampliar la clientela ( que te voten más), creando incluso la persuasión de una necesidad o un deseo de algo que posiblemente no se habría sentido como necesario antes ( piénsese aquí ejemplos de las mil maneras que tienen los partidos de vendernos sus mercancías y, cuando llegan al poder, su gestión), pero mirando sobre todo por el propio interés ( mantenerse el mayor tiempo posible en el poder y dejando a la competencia en la oposición). En fin, curiosas similitudes.

AD -

No traté de defender la gestión de Esperanza, pues no puedo hablar de lo que no conozco. Pero esos trapicheos y negocios hechos por quienes utilizan el poder prestado para provecho propio y de su casta, no son exclusivos de Esperanza. O acaso crees que entre los socialistas, instalados comodamente en sus despachos, no se hace lo mismo y se vive con una austeridad mayor? No, en eso se parecen y, lamentablemente, se pueden poner muchos ejemplos de unos y otros. Lo peor es que eso es la punta del iceberg, pues de fondo lo que hay es que la política se ha convertido en un medio de vida al que, individualmente, cada uno trata de aferrarse comportándose dócilmente con la disciplina de partidos para, de esta manera, poder escalar o mantener el estatus, y, desde el punto de vista de los partidos, se mira los intereses del partido ( y del aparato de poder) a los que se ponen por encima de los intereses de la ciudadanía. Yo creo que hay más afinidad y complicidad entre políticos de distinto color que entre cualquiera de ellos y, por ejemplo, un ciudadano de clase media o baja. Por otra parte los que gobiernan nunca son los "ismos" sino las personas, y la única manera de ponderar su gestión será teniendo en cuenta los resultados de sus actuaciones.
Al final, una de las cosas que veo acertadas en el liberalismo es que parte del presupuesto de que cualquiera al que la soberanía popular presta un gran poder se convierte en sospechoso de poderlo utilizar más, por lo que se hace necesaria la existencia de mecanismos de la sociedad para obligarlo a usarlo bien, limitarselo y poderle pedir cuentas de lo que hace. Creo que es un buen principio, por lo menos no es ingenuo y exige mantenerse siempre en guardia ante los que tienen algún poder.

Franesco -

AD: Te contesto en solitario, dada la profusión y extensión de tus comentarios, que leo con atención...

Esperanza está no desencaminada, sino totalmente errada. Y todo porque se empeña en defender que no hay más opciones que el socialismo y el liberalismo... Así, como Franco era antiliberal (como todo dictador), entonces lo convierte en socialista. Lo suyo no llega ni a manipulación: se trataría de una patochada, si no supusiera un insulto a los socialistas.

Y sobre tu afirmación sobre que la izquierda y la derecha, hoy, no significan exactamente lo mismo que ayer, estoy de acuerdo, pero tiene poco que ver con el mensaje de Aguirre, que por supuesto no antepone la libertad individual frente al poder de lo estatal. Aguirre antepone “su” libertad y “su” negocio (¿o dudas de que saca tajada, ella y sus socios y financiadores, de todas las privatizaciones que practica?). Sobre el resto de tu alegato pro liberalismo, aciertas al señalar que es algo que se remonta un par de siglos atrás, y que el marxismo lo combatió.

Pero la cuestión es que Esperanza no sigue los principios liberales y que no ha actualizado su discurso, cosa que sí ha hecho el socialismo democrático, que en nada se parece al de principios de siglo. De hecho, son más parecidos uno de estos falsos liberales de hoy —que siguen sin criticar el franquismo, y que sí lo hacen con el nazismo porque les incumbe menos...— a los fascistas que afloraron durante el primer tercio de siglo que cualquier socialista de hoy con los socialistas marxistas.

Sobre la política económica del franquismo (no de Franco, que de eso él tenía poca idea), fue el producto del paternalismo catolicón (quienes dirigían esos asuntos eran los opusianos tecnócratas) y del trueque: trabajo y falsa paz social a cambio de la falta de libertad.

Y en cuanto a si en Madrid se han creado más empresas, porcentualmente, que en otras comunidades autonóma —lo cual, en estos momentos, no sé, aunque supongo que sí, como viene sucediendo desde que Felipe II trasladó aquí la capital y los comerciantes tuvieron que dar servicio a miles de cortesanos—,sería muy atrevido atribuirlo a la política de Esperanza Aguirre, salvo en el caso de las empresas creadas ad hoc para llevarse los contratos públicos que se adjudican a dedo (tipo concesión de los parquímetros en la capital, con un socio de Nuevas Generaciones gallego...): porque en eso consiste la mayor parte de la acción político-económica aguirrista-gallardonista (de hecho, su pelea no es política, sino económica: por quién se lo lleva).

En fin: que comparar a Franco con cualquier socialista (también con cualquier verdadero liberal) es un insulto, además de una desfachatez, que sólo se le puede ocurrir a alguien tan desahogado como Esperanza Aguirre.

Franesco -

CHARLIE: Esos periodistas se pliegan ante el poder y le hacen la pelota, sea éste del partido que sea, porque no dan más de sí. Porque si los periodistas que trabajan en medios “de derechas” daban lástima, por serviles, quienes trabajaban en medios “progresistas” daban pena, por incapaces.

SILVIA: Un declive absoluto, en efecto. Y estos no eran jovencitos, ¿eh? Que salvo la muchacha de El Periódico, todos peinaban canas y ninguno cumplía los 50. Quizás ya sean tan serviles por eso... ¿Dónde estaban Escolar y Berlín? ¿Fueron vetados por la presidenta?

ÁLEX: Es que Aguirre tiene un desconocimiento absoluto sobre muchas cosas, no sólo sobre las raíces del socialismo.

XIABRE: En efecto, amiga, lo de Antón fue vergonzoso y sangrante, porque cuando no está Aguirre delante despotrica en plan peleón y anoche, ante la presidenta, se vino abajo...

ALLDA: Pese a que podía darlo a entender, no. Aguirre no está a la derecha de Franco. Franco fue un criminal dictador que arruinó una época histórica y Aguirre, con todos sus errores, es votada por los madrileños. Yo no me lo explico, pero así es y hay que aceptarlo. Es a quienes no tenemos por qué comulgar con sus “liberales” piedras de molino a quienes nos corresponde abrirles los ojos a los madrileños, que la votan libremente.

MANU: Que Aguirre es una locomota de ideas, me lo creo (lo prueba la sandez que dijo ayer); pero que esas ideas supongan una nueva forma de gestión, no lo comparto. Sus ideas son viejas y rancias, y basadas en una defensa de la ley de la selva superada en cualquier país moderno, incluso en los que el Estado tiene poca presencia.

ANDRÉS: Exactamente, amigo. Aguirre tiene de “liberal” lo que Franco de “socialista”. Nada. Ni siquiera las ganas de serlo.

AD -

Una sociedad civil tan fuerte, dinámica y libre de toda prebenda o dependencia con respecto a quien tenga el poder, que se convierta en el vigilante de los que ocupan los cargos públicos y se movilice críticamente contra los que no estén utilizando el poder que la soberanía popular le presta para el bien común de la sociedad. Una sociedad civil que obligue a la Administración a ser sólo servidora de la ciudadanía, pues es ésta quien paga con sus esfuerzos. Una sociedad civil que vigile para que no exista una clase política con privilegios de casta por encima de los derechos de todos los demás ciudadanos. Unos medios de comunicación tan libres y plurales que sean un reflejo de la variedad que hay en esa sociedad civil, y no propagandistas de las consignas del pensamiento único ( ya sea de una ideología o de otra). Pues, como el realismo dice que todo medio de comunicación está en manos de grupos de poder, con un gran potencial de control sobre la opinión pública, la mejor manera de evitar la concentración oligopolista de los medios es fomentar el pluralismo de éstos a fin de que los ciudadanos puedan elegir más libremente entre más opciones de medios de comunicación. Una sociedad civil que vea con hechos que el poder judicial es tan independiente del control político que encuentre en aquél al mejor defensor de sus intereses cuando éstos se vean perjudicados por actuaciones de los otros poderes del Estado. Eso es el liberalismo clásico.

AD -

Pues no lo sé, pues no estoy en Madrid para enterarme de lo que hace, pero si por ejemplo, es partidaria de la gestión privada de servicios públicos, asegurando un servicio universal, a fin de ahorrar cargas fiscales; si reduce el porcentaje de retenciones fiscales en esa comunidad autónoma; si evita utilizar el dinero de los contribuyentes para darselo a los amiguetes del mundo del cine, el arte, etc., y en su lugar, deja que sea la sociedad civil la que premie o no la que decida con sus gustos la producción artística que vale la pena y no que sean los gobernantes los que dan el dinero a quienes les complacen; si en la práctica su política con los medios de comunicación es a no asfixiar ni censurar a aquellos medios críticos con el poder, sino que deja hacer y deja pasar, de modo que puedan proliferar medios de comunicación plurales, de todas las tendencias, le gusten a ella o no; si agiliza, simplifica, los trámites para la creación de empresas, y hace que los emprendedores vean más fácil lleva a la práctica sus iniciativas generadoras de riqueza, etc.,etc. En estos casos estará funcionando como una liberal. Pero yo no lo sé, pues no conozco lo que ella está haciendo en Madrid. Ahora bien, si en Madrid se ha dado un porcentaje más elevado de creación de empresas que en otras comunidades, eso puede ser un buen indicador de que se ha seguido una política más liberal en la práctica. Un liberal no se atrincherará en dogmatismos ideológicos, estará dispuesto a adaptar sus ideas a la elocuencia de los hechos. Su único principio se recoge en los conceptos de libertad, pluralismo y fortaleza de la sociedad civil frente al Estado.

andresrguez -

Y ella, toda una liberal

AD -

Y para colmo de intervencionismo estatal franquista estaba la inflexibilidad laboral: los contratos a los trabajadores eran indefinidos, de por vida, y de acuerdo con las leyes del régimen dictatorial y opresor, al empresario le podía salir muy caro despedir al trabajador indefinido. Ciertamente que el sindicato vertical era una gran mentira y poco o nada hacía por defender intereses de la clase obrera, y que los trabajadores no tenían otras clases de libertades, pero, por lo que yo recuerdo, quien entraba en una empresa solía jubilarse en esa empresa, pues no compensaba al empresario reemplazar a un viejo trabajador por otro nuevo, despidiendo a aquél. El mercado laboral era excesivamente rígido por el intervencionismo estatal. La gran flexibilización del mercado laboral empezó con Felipe Gonzalez, motivo de famosísimas huelgas generales, y fué un motivo más para que le acusaran de políticas liberales y antiobreras

AD -

Ah, se me olvidaba otro aspecto antiliberal de Franco: la creación de una red de empresas públicas, dependiente del ministerio de industria y que comprendía a bancos del Estado, empresas metalúrgicas y siderúrgicas, energéticas,la SEAT, IBERIA, e infinidad más, donde los trabajadores eran pagados por el Estado y éste u ostentaba un monopolio económico en algún sector o bien competía en disigualdad de condiciones con otras empresas privadas. Esto era antiliberal. Curiosamente, tuvo que ser Felipe Gonzalez quien empezase la política de privatizaciones y venta de empresas estatales, por lo cual se ganó en su tiempo críticas y acusaciones de prácticar políticas liberales. Y después del gobierno de Aznar, creo que ya no queda nada, o prácticamente nada, de aquel conglomerado de empresas estatales creadas por el franquismo: ya están en manos privadas en su mayor parte.

AD -

Finalmente, no sé si las ideas de Esperanza son nuevas o no, pero los principios liberales se remontan al S.XVIII-XIX, y en ellos contribuyeron Locke, Hume, Montesquieu, Beccaria, Mendeville, Adam Smith, Stuart Mill. En aquel contexto, ser liberal era estar en contra del absolutismo y el despotismo; en el S.XIX era la oposición al conservadurismo; y contra este liberalismo escribió Carlos Marx porque en su visión lo colectivo estaba por encima de las libertades civiles de los individuos ( mero instrumento del Género o de la Sociedad), de ahí que la izquierda clásica haya visto siempre con recelo a los liberales, dado que en la actitud liberal hay un gran recelo contra todo intento de sustraer lo estatal de los controles de una sociedad civil esencialmente pluralista. Un ejemplo de esa actitud la vemos en todas esas películas americanas en los que unos pocos de individuos son capaces de triunfar ante los abusos de poderosos ( políticos, gobierno, grandes multinacionales, etc.), recurriendo a la libertad de prensa ( que para ello tendría que ser infinitamente plural y competitiva) o ante los tribunales. Al final, por ejemplo, se vé como sale perdiendo y retirándose de la vida pública activa el congresista de turno o el alto cargo del ejército, etc., y la moraleja es: eso pasa donde la sociedad civil es fuerte, dinámica, crítica y sabe defender sus derechos, obligando a los corruptos que son descubiertos a pagar sus cuentas con la justicia y la sociedad para toda su vida...

AD -

Por otra parte a nivel de libertades políticas, un liberal tendría que abominar también de toda forma de partitocracia, es decir, de que el control sobre los partidos políticos lo tenga un aparato de "funcionarios" de partido o dirigentes que convierten a la política y la disciplina de partido ( o sea, a los que mandan en ese partido) en una forma de ganarse la vida y medrar dentro del sistema. Liberal sería quien defendiese la libertad de conciencia de cada compromisario político dentro de los partidos, la posibilidad de que los ciudadanos puedan elegir sus representantes mediante listas abiertas y de que cada político tenga que responder de su gestión cada cuatro años ante sus electores. Es así como pueden cambiar por dentro los partidos, esforzándose más por cumplir los compromisos que demande la mayoría de los ciudadanos y dando más poder a la ciudadanía que a la estructura de poder del aparato del partido que, a menudo, antepone su interés de perpetuarse lo más posible a las inquietudes reales de la sociedad. Esta es otra forma de controlar la ciudadanía, desde la base, al poder político. Un liberal abomina, pues, la funcionarización de la política.

AD -

No, no es que Franco estuviese más a la izquierda que Esperanza. Hoy en día el significado de izquierda y derecha ya no tiene nada que ver con lo que fue en otros tiempos. Lo que pasa es que Esperanza es liberal en el sentido de que antepone la libertad individual frente al poder de lo estatal, al que los liberales ven como superestructura que debe reducir su intervención al mínimo suficiente para garantizar las libertades y la igualdad de oportunidades y ser inmunizado contra la tentación a la corrupción y al despotismo por medio de la limitación que implica la teoría liberal de la división de los poderes públicos, a fin de que unos a otros se vigilen impidiendo los abusos de poder. Los liberales simplemente defienden que lo individual está por encima de los superestructural y que todos los individuos son iguales ante la ley. Ah, y en la economía, que el Estado regule pero no se convierta en competidor en el terreno que corresponde a las empresas y que los individuos no se acostumbren a que el Estado haga lo que sea capaz de hacer por sí misma una fuerte sociedad civil con sus propias iniciativas ( las de la creatividad de los individuos y el asociacionismo civil). Un liberal abomina del subvencionismo pues ve en el un principio de corrupción de la sociedad y de incapacitación de las capacidades de una sociedad

AD -

Esperanza no está desencaminada. Franco era antiliberal, practicaba a ultranza una política estatal intervencionista sobre la economía, el proteccionismo económico, una política de hacienda que libraba a la gran parte de los trabajadores de pagar impuestos, pero no a los empresarios, creó la seguridad social en lugar de fomentar los seguros médicos privados ( al contrario de los paises con políticas liberales), impulsó organizaciones como la ONCE para proteger a los invidentes. Pesé a todo lo malo que tuvo su régimen como una dictadura, quien niegue que Franco era antiliberal es que o no vivió aquella época o no sabe mucho de historia.

manutc -

Esperanza Aguirre tiene el mérito de ser uan locomotora de nuevas ideas y nuevas formas de gestión. Desde luego que muchas muy cuestionables pero novedosas, al fin y al cabo. No puede decirse que no se trabaje la reelección.

Allda -

Entonces, ¿quiere eso decir que como mujer de centro derecha Franco se le queda un poco a la izquierda?

Alberto -

"la ha dejado escapar viva", más paz y menos violencia

xiabre -

¿Como podeis sorprenderos? el poder fascina a muchos y a algunos que van de puristas especialmente, luego vendrán a dar lecciones de periodismo a los demás. (sin ir más lejos el bloqueiro, dicho con todo el repeto, Antón Losada)

Alex -

Me dormí, que el sueño acumulado va haciendo mella, y no pude verlo.
Por lo que leo, comprendo (que no comparto) lo que la Sra Aguirre quería decir con la afirmación de Franco, pero también entiendo que para hacer tal afirmación uno tiene que tener un desconocimiento absoluto de las raíces del socialismo y lo que este término significa e implica. Corriente política (y filosófica) que algunos (o muchos) miembros del PSOE deberían repasar (dando por hecho que tuvieron, en algún momento, conocimiento sobre ésta).

Silvia -

¡Qué fuerte! De algunos periodistas no lo hubiera esperado. Lo de los compañeros periodistas va en declive, son un horror. Zapatero: Pon en marcha ya la Ley del Estatuto del periodista profesional, que como ves hace mucha, mucha falta.

¡Qué desfachatez por parte de "la Espe" al permitirse decir que Franco era bastante socialista! Esta mujer o ha perdido el norte o se le ha subido a la cabeza el haber sido reelegida por un 96,34% de sus compromisarios como Presidenta del Partido Popular en Madrid. Y los periodistas, como si nada. No entiendo nada.

charlie, el capitan trueno de laEspe -

Pues la verdad es que no entiendo por que los periodistas invitados de tve tienen que hacerle la pelota a una personaja tan facil de vacilar como laEspe, amos, que ya sabeis quien seria como la mas lista de la clase en comparacion.

Ya me hubiera gustado estar alli, haciendole preguntas y derramando "alabanzas" sobre nuestra Querida Lider-esa.

OFERTA DE TRABAJO (no remunerado)- En vista de que la redaccion de LaEspeForPresident (o sea, yo) se encuentra en el extranjero, se ofrecen puestos de redactores para individuas/os que sean mu liberales y que vivan en Madri.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres