Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

ZEROLO NO ES CULPABLE

ZEROLO NO ES CULPABLE

Está siendo noticia la supuesta admisión a trámite de una querella criminal contra el compañero Pedro Zerolo, miembro de la Ejecutiva Federal y concejal del Ayuntamiento de Madrid, a quien acusan de un presunto acoso laboral que no puede haber existido. Y no puede haber existido porque a Zerolo le acusan de acosar a una antigua asesora de un organismo, el Instituto de la Mujer, del que él nunca ha formado parte...

 

Digo además lo de “supuesta admisión a trámite” porque la información sobre el particular no parte del Juzgado, sino de la acusadora y su mediático abogado, el singular Marcos García Montes, y tampoco el acusado parece haber recibido aún la supuesta citación ni los motivos de la misma.

 

Trataré de explicar un caso que aclara la red:

 

Pilar Heredia Iglesias, presidenta de la Asociación Intercultural de Mujeres Gitanas “Yerba Buena Romi(ella misma es gitana, hija de José Heredia Fernández, más conocido hasta su fallecimiento como “Tío Carlos”) y candidata nº 20 en la lista del PSOE al Congreso de los Diputados en 2004 y antes a la Asamblea de Madrid en las dos elecciones de 2003 (puesto 78 en mayo y 77 en octubre, tras el TAMAYAZO), se incorporó en junio de 2006 al Instituto de la Mujer como asesora sobre Minorías Étnicas, dentro del organigrama del Gabinete de Dirección del Instituto, entonces adscrito al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y hoy dependiente del Ministerio de Igualdad.

 

Su fichaje fue publicitado. “El Gobierno ha nombrado por primera vez a una mujer de etnia gitana para ocupar un cargo institucional”, se decía...

 

Algún día sabremos por qué, Pilar Heredia decidió en febrero de 2008 enviar un comunicado oficial a distintos medios de comunicación (empezando por Libertad Digital), con membrete del Instituto de la Mujer, en el que acusaba a Pedro Zerolo de ser el causante de sus supuestos males en dicho organismo.

 

La denuncia era extraña, ya que Zerolo no formaba parte del Instituto de la Mujer y, además, la propia acusadora lo había reconocido tiempo atrás como supuesto amigo, en una entrevista con motivo de su inclusión en la lista al Congreso de 2004: “Esto no es un golpe de efecto. Esto es algo que le he pedido yo al PSOE. Y Zapatero y José Blanco son los que más han defendido que yo esté en la lista de Madrid. Los partidos buscan referentes de la sociedad española en cualquier sitio. En el PSOE está Pedro Zerolo, homosexual amigo mío”.

 

Descontenta por el escaso protagonismo de su puesto laboral, Heredia explicaba que la directora del Instituto de la Mujer, Rosa Peris, la citó al poco de ser nombrada para explicarle “que Zerolo estaba indignado por su incorporación" y que se iba a “invisibilizar” su trabajo. Para ello, decía, Zerolo se aprovecharía de “la posición importante que tiene en el partido para impedirle aparecer en los medios de comunicación y otros actos". "Peris me dijo que estaba sorprendida pero que las dos debíamos acatarlo", añadía.

 

Así las cosas, el Instituto de la Mujer, con su directora Rosa María Perís al frente, salió a la palestra para ofrecer su versión: la asesora, que llevaba tres semanas sin acudir al trabajo y sin dar explicaciones sobre su ausencia, había remitido una nota de prensa con membrete oficial, se supone que para que su denuncia tuviera credibilidad, por lo que inmediatamente se le abrió expediente informativo, por si los hechos fueran constitutivos de delito o infracción".

 

El comunicado oficial del Instituto de la Mujer era categórico: "Es totalmente incierto que se haya mantenido, en ningún momento, la conversación con la directora del Instituto a la que alude la autora del comunicado. Asimismo es rotundamente falso que el señor Zerolo intervenga en cuestiones internas del organismo". (Entre otras cosas, porque no tenía atribuciones ni potestad para ello, añadiría yo.)

 

Pilar Heredia no negó su mal estado de salud: "Estoy a punto de una depresión, nadie me ha llamado, lo hacen para desesperarme, pero no pienso renunciar", dijo. Lo cierto es que su contrato acababa dos meses después...

 

Para Zerolo, el transfondo de la cuestión era más simple, y derivado de las inminentes elecciones generales: "No quiero entrar en una dinámica que tiene mucho que ver con el proceso electoral".

 

Tras provocar el escándalo, Pilar Heredia decidió regresar a sus dependencias laborales, para recoger diversos enseres personales y documentación, lo que impidieron los servicios de seguridad con objeto de que no desaparecieran documentos oficiales. Además, la enferma aprovechó para presentar su primera baja, con fecha 4 de marzo. También acusó a una jefa de servicio por zarandearla: «Fue un forcejeo muy violento , hasta me arañó en la mano cuando intentaba quitarme los papeles».

 

Cuatro días antes, la líder gitana se había despachado contra Zerolo, en una rueda de prensa en la que le llamó “totalitario, fascista y racista” (sic).

 

Pasados unos meses de todo lo anterior, se informa de que Pedro Zerolo y Rosa María Peris, directora del Instituto de la Mujer, deberán acudir al Juzgado a prestar declaración, en una comparecencia conjunta con la demandante.

 

Acabado el relato de hechos, me hago una serie de preguntas:

 

1. ¿Cómo puede un juez, dando por cierta la información de Pilar Heredia sobre la admisión a trámite de su caso, considerar que se pueda ser culpable de acoso laboral cuando el querellado no trabaja con la querellante ni tiene un cargo de superioridad sobre ella, sólo porque lo incluya en la querella el abogado Marcos García Montes, también encargado de la reclamación ante el Parlamento Europeo y Tribunal de Derechos Humanos de la ONU para el reconocimiento del matrimonio por el rito gitano?

 

2. ¿Puede tener que ver que Pedro Zerolo sea Secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONGs de la Ejecutiva Federal del PSOE para que este caso haya sido aceptado por el Juzgado de Instrucción nº 46 de Madrid, plaza en la que es notoria la influencia del Partido Popular?

 

3. ¿Puede afectar en este caso que el magistrado titular de dicho Juzgado nº 46 de Madrid, el Ilmo. Sr. D. Javier Mariano Ballesteros Martín, sea Miembro de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura y desde el pasado 21 de mayo Vocal de su Junta Directiva en Madrid?

 

4. ¿No es posible que alguien se esté aprovechando de la querellante, cuyos reconocidos trastornos de salud pueden tener un diagnóstico grave?

Y 5. ¿Es que nadie con responsabilidades internas en el Partido ha podido tomar cartas en el asunto para evitar una situación provocada por quien hace sólo cuatro años ocupó el puesto número 20 de la lista al Congreso de los Diputados por Madrid?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres