Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

SER PROETARRA NO ES SER ETARRA

SER PROETARRA NO ES SER ETARRA

No tengo elementos de juicio suficientes para pronunciarme acerca de lo ajustada a derecho que ha sido la decisión del Tribunal Supremo de ilegalizar la candidatura al Parlamento Europeo de Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (IISP), porque no tengo acceso a los informes defendidos por el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado y no sé si dicha candidatura se ha formado por voluntad directa de la banda terrorista ETA, lo cual sería la única justificación posible para su ilegalización.

 

Lo que sí sé es que no sería democrático ilegalizar una candidatura, según se ha publicado, sólo porque alguno de sus integrantes fueran proetarras, porque debe quedar muy claro que ser proetarra no es lo mismo que ser etarra…

 

Si el principal argumento para ilegalizar dicha candidatura es que la número 2 de la lista, una abogada llamada Doris Benegas –de quien se dice que ocuparía el escaño caso de lograrlo la lista que encabeza el escritor Alfonso Sastre una vez éste renunciara por motivos de salud, que ya es decir–, ha participado en actos en los que se reclamaba la autodeterminación para los vascos, o que la número 3, la ex diputada por IU Ángeles Maestro, acudió a la presentación de la Propuesta de Anoeta, la endeblez de la ilegalización sería notoria.

 

De hecho, si el Tribunal Supremo entiende probado que Doris Benegas y Ángeles Maestro son etarras, no sé por qué no envía a sus domicilios a la Guardia Civil, para detenerlas y ponerlas cuanto antes a disposición judicial. Pero si no lo hace, quizás sea porque su conducta no es delictiva y sólo son, en todo caso –y ni siquiera lo parecen–, “proetarras”. Que, repito, no es lo mismo que ser etarra…

 

Aunque nos moleste –y a mí no me gustan los batasunos–, una democracia que se precie de serlo no debe impedir que alguien que se considere en contra del sistema vigente se pronuncie como tal, en el Parlamento Europeo o en cualquier otro sitio, sobre todo porque a la consolidada democracia española no le hacen daño ni siquiera los independentistas. El daño sí se lo hacen, por supuesto, los terroristas, pero también los jueces en cuyos cerebros y corazones sigue vigente la ideología franquista.

 

Cuidado con el Tribunal Supremo, compañero señor ministro, porque sus componentes no son de los nuestros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

madsloan -

Hay algo que no mucha gente se plantea, pero quizás tengamos que reconocer que nos han ganado la batalla.

Una sociedad pierde cuando sobreviene una amenaza y para hacerle frente decide cambiar el marco normativo por el que se rige su convivencia - llevándose por delante valores que hasta entonces se consideraban fundamental.

Y esto, amigos, es lo que ha ocurrido cuando para vencer al terrorismo nuestras comunidades han dado luz verde a los guantánamos, actas patriotas o leyes de partidos.

Recuerdo participar en un debate intenso cuando la ejecutiva del partido decidió apoyar el gobierno del PP para sacar adelante la ley de partidos. Lamentablemente la sobreinformación hace que cada día sea más complicado distinguir entre lo importante y lo accesorio, permitiendo que lo primero se diluya en la marea de lo segundo...

manutc -

23 de los 60 candidatos han estado en listas electorales de Batasuna y sus diferentes clones. Ese es el argumento.

Franesco -

ESQUIRLA: Para la justicia no existen caminos intermedios entre cometer un delito y no cometerlo: o eres un asesino o no lo eres; o cometes un crimen o no lo cometes... No vale asegurar que existe una “íntima relación” entre unas ideas y unas acciones. Yo puedo odiar mucho a los independentistas vascos, en la misma medida en que ellos me pueden odiar a mí, pero si no paso de las palabras a los hechos nadie me puede culpar de un delito. Ese “seguro que quien es proetarra colaborará en el sostenimiento de ETA” es un exceso, porque se está queriendo convertir una suposición en un hecho probado. Los delitos hay que probarlos, como hace la Guardia Civil o la Policía Nacional, que es lo que sucedió con la ilegalización de ANV.

ALBERTO: Claro que es delito el enaltecimiento del terrorismo, pero para ser culpado por ello antes hay que ser acusado de ello. Porque, legalmente –no hablo de la moralidad o de la ética– no es lo mismo estar a favor de ETA sin hacer algo en su provecho que colaborar con ella... En el caso del yihadismo sucede exactamente igual, porque no se puede acusar a alguien por el hecho de ser un fanático, sino por dar el paso de organizar un grupo terrorista. ¿Que no nos gustan los proetarras? Por supuesto, pero ser proetarra no “conlleva” nada punible, al menos en nuestro ordenamiento jurídico, por mucho desprecio que sintamos por ellos quienes no lo somos. Cuando a instancias de nuestro Gobierno se ha ilegalizado ANV, EHAK o Batasuna ha sido porque estaba probado que ETA había dado instrucciones para configurar sus listas y que la organización política formaba parte de la estructura militar de la banda, por lo cual también se ha actuado contra sus integrantes. No se ha ilegalizado ANV porque no nos guste que sus miembros sean independentistas o podamos considerarlos proetarras, sino porque formaban parte de una banda terrorista. Esto es: eran etarras.

Todo ello, en general, por no hablar del caso concreto de esta lista ilegalizada, donde sus tres primeros integrantes son un dramaturgo (independentista o no, nunca acusado de terrorismo), una abogada antisistema que ha desarrollado su carrera en Valladolid (hermana, por cierto, de nuestro compañero Txiki Benegas) y una ex diputada de IU que en su momento formó parte de la denominada “Corriente Roja”. A priori, no veo por ningún lado la colaboración con ETA.

SNAKE: Más de uno tenemos dudas, sí…

snake -

yo tmb tng mis dudas sobre esta actuación de la justicia.

Alberto Ginel -

Ser proetarra, entiendo, es estar a favor de las actividades de esa banda terrorista llamada ETA, con lo que ello conlleva. Apoyar, darle cobertura y defensa pública a eso, es enaltecimiento y defensa del terrorismo, pues a lo que se dedica ETA es a practicar el terrorismo. Ser proetarra es, siguiendo el silogismo, ser proterrorista y eso en nuestro país es delito.

Esquirla de Aire -

Es cierto que ser "proetarra" no significa ser "etarra", pero en cambio si que lo primero contribuye a fomentar lo segundo. No se puede dudar de la íntima relación que se establece entre ser "proetarra" y ser "etarra". De hecho seguro que quien es "proetarra" colaborará en el sostenimiento de Eta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres