Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

AGUIRRE, SIEMPRE ATENTA

AGUIRRE, SIEMPRE ATENTA

Si algo ha dejado claro la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, es que su acción política consiste en estar siempre atenta a todo lo que sucede y en mantenerse en campaña permanente —lo que a veces le perjudica, como cuando de forma obscena aprovechó el atentado de Bombay para lucir palmito y calcetines—, lo que le suele servir para, arrimando el ascua a su sardina, aprovechar los acontecimientos en beneficio propio y sacar partido de los errores de sus rivales.

 

Eso es lo que ha vuelto a suceder hoy, con la nevada que ha caído sobre Madrid: mientras Aguirre suspendía un viaje a Valencia, organizaba un gabinete de crisis y chupaba cámara para explicar, entre muchas otras cosas, que ha recogido a un ciudadano en la M-40 y lo ha trasladado hasta el aeropuerto de Barajas, la mayoría de los madrileños no ha tenido noticias procedentes de sus autoridades estatales, ya que en toda la mañana sólo se han repetido los comunicados oficiales de dos organismos públicos que, en realidad, no son Gobierno: la habitual recomendación de la Dirección General de Tráfico de no coger el coche y la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología acerca de que seguiría nevando...

 

Desde luego, ni el actual Gobierno socialista ni ningún otro puede tener responsabilidad si nieva; pero sí empieza a tener responsabilidad, como la tiene el Gobierno del PP en lo que atañe a las carreteras secundarias y el Ayuntamiento de Madrid en lo referente a las calles de la ciudad, en que se permita el acceso a las carreteras nacionales nevadas a los vehículos que no dispongan de cadenas, que son los que bloquean la circulación —al igual que AENA ha cerrado Barajas durante las horas que consideraba oportunas para mayor seguridad de los vuelos, los responsables de tráfico deben prohibir el acceso a las carreteras, u obligar a abandonarlas, a los vehículos que impidan que los demás circulen, porque no es normal que montes en tu vehículo para ir a trabajar y que, a mitad de camino, un tapón te impida no sólo continuar, sino regresar a tu casa, y que además enciendas la radio y, sólo entonces, oigas que no debes coger el coche—; pero, sobre todo, tiene la responsabilidad de dar la cara a tiempo, aunque sólo sea para que alguien tan oportunista como la señora Aguirre no pueda ponértela colorada.

 

En ese sentido, desconozco por qué la Delegación de Gobierno en Madrid que dirige Soledad Mestre no ha dado señales de vida y por qué las primeras versiones gubernamentales sobre lo sucedido ha tenido que darlas la propia vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, a quien la nevada le ha hecho llegar tarde al Consejo de Ministros y que no parecía estar contenta con lo que ocurría. Lo cierto es que al final el Gobierno se ha dado cuenta de la relevancia del asunto, como lo prueba la rueda de prensa vespertina de la ministra de Fomento, quien además de reconocer fallos en su ministerio y en el resto de administraciones, ha asegurado: “No estamos eludiendo nuestra responsabilidad”.

 

Estoy tan seguro de que el Gobierno no elude su responsabilidad como de que el PSOE ha perdido hoy unos cuantos miles de votos más —y ya son demasiados— en Madrid, región donde el escaso nivel de crítica hacia el PP permite sin consecuencias declaraciones tan alucinantes como las de Ana Botella: “Estamos en invierno, y nieva”. Porque si es probable que tanta responsabilidad en el caos que hoy ha vivido Madrid hayan tenido los distintos ministerios, la Comunidad y el Ayuntamiento, la tardanza en la reacción de las autoridades socialistas ha provocado que, a ojos de muchos madrileños, el culpable vuelva a ser el Gobierno de Zapatero.

 

Y es que, aunque sólo sea en las ganas que le pone, más de uno/a debería aprender de Esperanza Aguirre... 

 

POSDATA: La increíble fotografía que ilustra el post, tomada por un lector de la edición digital de El País llamado David González (foto 166), muestra a un grupo de conductores que intentaba romper la mediana para salir del atasco.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Oraculador -

La Espe simplemente ha copiado la técnica que tanto éxito tiene en Cataluña. Ahí, cualquier cosa mala que pase, es siempre culpa de "Madrid". Y parece que se le da bien la táctica a la jodía...

Franesco -

MARIPUCHI: Con varias más como la de ayer, más de uno/a se estarán pensando si hacer lo que tú y escapar de Madrid... Niños y enfermos, afortunadamente, a salvo.

CHARLIE: Los madrileños son, como son... Te paso —troceado para no estropear el diseño del blog— el enlace de las declaraciones de la mujer del amigo de Bush:

http://www.elpais.com/audios/espana/Ana/Botella/
nevada/situacion/niveles/aceptables/
elpepuesp/20090109elpepunac_1/Aes/

ROSA ROJA: Ya sabemos que a Zapatero hay quien le culpa de todo, lo que sucede y lo que no.

rosaroja -

Por cierto, quién desee insertar un comentario tiene que saber de qué color es la nieve,risas.

rosaroja -

Pues a Canarias como no ha llegado la nieve la culpa no es de Zapatero... sic a tanta chifladura y engañifa juntas. No se puede esperar mucho de una señora que confunde a un Premio Nobel de Literatura, José Saramago con una pintora, sic, again. A ver si nieva por Canarias también...

charlie, o mostro das neves -

"Porque si es probable que tanta responsabilidad en el caos que hoy ha vivido Madrid hayan tenido los distintos ministerios, la Comunidad y el Ayuntamiento, la tardanza en la reacción de las autoridades socialistas ha provocado que, a ojos de muchos madrileños, el culpable vuelva a ser el Gobierno de Zapatero."

LO DE ARRIBA ERA UNA CITA DEL PROPIO POST. LA PREGUNTA QUE SE ME OCURRE ES: TAN GILIPOYAS SON LOS MADRILENHOS? PORQUE SI ES ASI, LA VAINA NO TIENE REMEDIO, Y LES TOCARA LAESPE FOREVER.

Y otra cosa, me interesan las declaraciones de la Ann Bottle. Me las podrias ampliar? Gracias.

Maripuchi -

Sigo atónita. Por cierto ¿siguen los niños en los colegios y guarderías? ¿le ha dado un infarto a alguien?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres