Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

RUMBO CONOCIDO

RUMBO CONOCIDO

En la que en principio debe ser su última rueda de prensa del año en La Moncloa, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, utilizó un símil marinero para explicar cómo afrontará la crisis económica que se avecina para el año 2009: La tempestad es fuerte, pero a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, ahora tenemos un barco sólido que conoce muy bien su rumbo”.

 

Este símil del barco que conoce su rumbo me ha recordado unas palabras de José Andrés Torres Mora, actual diputado en el Congreso y Secretario Ejecutivo de Cultura de la CEF del PSOE, quien fuera Jefe de Gabinete de Rodríguez Zapatero durante el período 2000 a 2004. Torres Mora, hombre inteligente que no da puntada sin hilo, explicaba hace un par de años en una reunión interna de partido que mucha gente no coincidía con el presidente del Gobierno porque a la hora de iniciar un viaje por el mar había dos formas de afrontarlo:

 

a) como los viejos marinos europeos, que tenían previstas de antemano en sus cartas marinas y diario de a bordo las paradas y el rumbo que seguirían para llegar a su destino previsto.

 

b) como los valientes polinesios que llegaron hasta la Isla de Pascua, que afrontando la complicada travesía por el Pacífico en sus barquitos, sabían hacia dónde querían llegar aunque desconocían cómo e improvisaban el rumbo a lo largo del viaje.

 

Y es que, según el diputado socialista, ZP era como estos últimos aventureros, que tenía muy claro adónde quería ir, aunque quizás no supiera cómo…

 

Así las cosas, y dado que es conocido que Rodríguez Zapatero y Torres Mora hablan con cierta asiduidad desde hace años, no me extrañaría que hubiera sido éste quien le haya recomendado al presidente explicar que, “a diferencia de lo que ocurrió en el pasado”, abandonará el audaz estilo de navegación Rapa Nui para adoptar el más conservador, aunque seguro, de los viejos marinos europeos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Franesco -

MILLÁN: Quizás sea optimista, sí, por observar que en el intento de resolución de esta crisis España se dejará de aventuras y nuestro Gobierno adoptará las mismas medidas que en el resto de los países de nuestro entorno. No sé si serán suficientes, pero al menos nos la jugaremos con los demás.

PACO CENTENO: Exacto, amigo: No estamos para experimentos.

CHARLIE: Envíanos alguno de esos billetes de Monopoly, y a ver si cuelan… Ah, lo mismo lo de la Armada Invencible se debió a un mal cálculo cartográfico, ¿no? ¡Visto lo visto! (al mapa me refiero)

DAVID: El mar curte, en efecto. ¡Feliz año!

LIDIA: Yo creo que el vicepresidente económico duda desde que, tras volver a ganar las elecciones —en gran medida gracias a su actuación estelar frente a Pizarro en el debate—, al presidente le dio (y era su atribución, por supuesto) por situar a Miguel Sebastián como ministro. A nadie nos gusta que nos coloquen por debajo a quien demuestra en cada acción que va a por nuestro puesto… ¡Feliz año, compañera!

lidia -

Querido compañero, ya lo hemos comentado en otras ocasiones, este optimismo está provocado por la información privilegiada que gozan los jefes de estado, lo que comienza a preocuparme un poco, es que ese optimismo no lo comparta el vicepresidente económico, y eso me hace dudar..
feliz año y felices fiestas compañero...

David Carrascosa -

Es que el mar curte mucho, y de pequeña barca se hace un gran barco.

FELIZ AÑO NUEVO, FRANESCO!!

charlie, o terror dos mares -

Pues menos mal que no nos podemos poner a imprimir billetes como hacen en mi otro pais.

Mu gweno el mapa. Se nota que el cartografo no habia ido mas al norte de Francia y los Paises Bajos. Me encanta lo grandes que ha puesto a Dinamarca y a Irlanda.

Y queh lo que?
La Banda Gorda.
Machete, machete, machete!!!

Ah, pweh ta bien ...

Paco Centeno -

Aprecio el segundo modelo, el mundo es de los atrevidos, pero no estamos para experimentos. Es un buen consejo, espero.

Millan -

Veo cierto optimismo, tendrá que ser así. Mientras haya unas arcas públicas que puedan ir tapando agujeros, la cosa no va mal. Lo malo es que el Estado no se puede endeudar ilimitadamente. Quizá haya que ser valiente y recaudar más de aquellos que pueden dar más.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres