Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

PELIGRO: MUNICIPAL SUELTO

PELIGRO: MUNICIPAL SUELTO

La escena, verídica, sucede el lunes día 7 de julio, en la confluencia de las calles Goya y Príncipe de Vergara, en el Barrio de Salamanca de Madrid…

 

Detenido con mi vehículo particular en la preceptiva zona de carga y descarga, con las luces de emergencia puestas y el motor apagado (no es plan lo de sumar más contaminación a Madrid, pese a la opinión de Ana Botella), termino de cargar el maletero con sendas maletas, dos bolsas de viaje y un maletín para el ordenador y me introduzco en el interior del habitáculo, a la espera de que mi mujer baje del número 38 de la calle Goya con nuestras últimas pertenencias…

 

Inmediatamente, se sitúa a mi izquierda un agente de la Policía Municipal, de una edad aproximada a la mía, que me espeta: “¡Documentación, bájese del coche, está usted estacionado en prohibido! ¡Esta zona es de carga y descarga!”.

 

“Perdone, agente, pero precisamente es lo que estoy haciendo: cargar el coche, para irme de viaje. No estoy estacionado, sino detenido, porque estoy cargando”, le contesto. “¿Necesita ver el maletero?” (abro la portezuela, y se sorprende al verlo lleno de maletas). “Además, ¿cuánto tiempo lleva usted aquí?”, le pregunto, “porque yo llevo sólo cinco minutos detenido”. “Estoy en total desacuerdo, así que pienso reclamar donde sea...”, añado.

 

La cosa se pone tensa y yo nervioso… No tiene usted el recibo del seguro”, me replica cuando comprueba que en mi DNI, como en el carnet de conducir, todo apunta que puedo ser forastero, pese a mi acento y a la “M” que luce mi matrícula... “Ya, es que lo llevo junto con la póliza, en esta otra carpetilla… Aquí lo tiene”.

 

El tipo se lleva mi documentación, se acerca a la grúa que le acompaña a cierta distancia y le dice algo... Yo pienso: “Como intente acercarse con la grúa al coche, me meto dentro y a ver si lo suben conmigo. ¡Menuda se va a montar”. Eso me pone aún más nervioso, porque me conozco...

 

Regresa el presunto agente de la Ley, todavía en actitud chulesca, justo cuando mi mujer llega con una bolsa (¿las últimas pertenencias…?). “Le voy a sancionar por detenerse cinco minutos en una zona de carga y descarga”, me dice ya sin creérselo (quizás la llegada de ella, quien pregunta qué pasa, le hace sospechar que sí: que nos vamos de viaje y que estamos cargando el coche…).

 

Se aparta varios metros, vuelve a leer la documentación y regresa para seguir con su retahíla: “Usted no puede parar aquí para cargar y descargar, salvo que en su DNI conste la dirección de esta calle” (sic). Hasta que suelta: “Mire, márchese, que no le voy a denunciar. Pero quiero decirle una cosa: es una vergüenza que le esté usted quitando el sitio a un minusválido”…

 

Yo, que nunca me callo, ni aunque esté nervioso (que lo estaba, aunque ya menos), le replico: “¿Minusválido? Perdone, pero ahí no hay ninguna placa para minusválidos. Si la hubiera no habría parado. Esa placa es de prohibido aparcar de 9 a 14, salvo en caso de carga y descarga. Y eso es lo que estaba haciendo”…

 

El agente ya ni me escuchaba... Comprendía que se le había escapado la pieza y que no iba a sacarse el tanto por ciento que el alcalde Ruiz-Gallardón o cualquier otro corresponsable del guateque capitalino debe asignarle por cada denuncia, justa o no... Así pues, se dio la vuelta y se escapó hacia su motocicleta…

 

¿Suerte? ¿Firmeza por mi parte? En realidad, creo que su marcha se debió a que, al leer el recibo del seguro del coche, a nombre de mi mujer, se percató de que el apellido coincide con el de un ex altísimo cargo, integrante del sector duro y conspiranoico del Partido Popular.

 

“La señora sale de Goya, 38, y se apellida como el ex ministro... Fuera líos: me voy a por otro...”, debió pensar el émulo del tal Ginés.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Adrian Vogel -

Efectivamente debe ser como piensas: el apellido de tu compañera. A lo que me atrevo añadir que la ignorancia del agente en cuestión también juega un factor importante. Porque esas placas de carga y descarga están habilitadas para los vehículos de uso comercial (como camionetas y furgonetas de reparto) y no para uso particular. De todas formas hay algo de sentido común que es el dejar hacer. Me refiero a lo que estabais haciendo vosotros. Porque es mejor solución que parar en doble fila o en un carril bus, entorpeciendo el trafico.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres