Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

NO ES CINE PARA EXIGENTES

NO ES CINE PARA EXIGENTES

Anoche vi  No es país para viejos (No country for old men), la oscarizada película en la que Javier Bardem borda el papel de un psicópata asesino a sueldo. En efecto: la película que algunos llaman “de los hermanos Coen” antes de que muchos supiéramos reconocer quiénes eran dichos hermanos.

 

En mis consultas, he comprobado que Joel y Ethan (director-guionista el primero y guionista-productor el segundo) son los creadores de varios interesantes filmes de los últimos 20 años, entre los que destacan Arizona Baby (1987), Muerte entre las flores (1990) y, para mi gusto, El gran Lebowsky (1998), quizás por la inmejorable representación de Jeff Bridges como “El Nota” (en la versión española; “The Dude” en la anglosajona, “El Fino” en la latina y “El Tipo” en la sudamericana). 

Dado que no he leído la novela de Cormac McCarthy sobre la que se construye el guión de No es país para viejos, me falta información para analizar el conjunto. Pero el resultado es el de una película monótona y lenta, larga, casi pesada, en la que acabas pidiendo la hora. Suele suceder cuando los autores se exceden en su intento por ofrecer una pátina intelectual. Lo mismo es el caso.

Y es que no sé por qué me da que, ésta, era una película para los Óscar (la adaptación del guión fue premiada), y que quizás sea mejor la próxima, “Burn after Reading”, con guión basado en la novela del ex jefe de la CIA Stansfield Turner “Burn Before Reading: Presidents, CIA Directors, and Secret Intelligence”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres