Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

LA SANIDAD DE MADRID MATA A UN BEBÉ SANO

Resulta espeluznante el caso de la muerte por negligencia médica reconocida del bebé de la anteriormente fallecida Dalilah Mimuni, quizás víctima de otra negligencia médica...

 

Y resulta espeluznante no sólo porque conturben tanto la muerte del pequeño Rayan –al que le administraron alimento por vena, en vez de por la “naricilla”, según ha explicado el gerente del hospital Gregorio Marañón– como el imaginable dolor que debe de sufrir el padre de la criatura y el resto de su familia, que también, sino porque estoy seguro de que la dirección del hospital se ha responsabilizado por lo ocurrido sólo porque los medios de comunicación estaban pendientes de la evolución de este bebé.

 

Y es que no tengo ninguna duda de que en casos similares que hayan podido suceder en los últimos años en la Sanidad de Madrid –tampoco tengo duda de que se habrá dado más de un caso– y en los que la prensa no haya estado pendiente, la respuesta de los médicos a las familias afectadas sería de este tipo: “Su pequeño no ha sido capaz de salir adelante, algo común en los niños prematuros. Lo lamentamos, pero así es la vida”.

 

Esta vez no ha sido el caso, porque el hospital daba cuenta a la prensa cada semana del estado del bebé y no hubiese resultado creíble responder “murió anteayer, de forma natural” cuando los periodistas hubieran preguntado hoy lunes, como cada semana, por la evolución de Rayan, a quien pretendían fotografiar en cuanto fuera posible.

 

Desde luego, la aparente explicación de la causa de la muerte, que ofrece El País, pone los pelos de punta a cualquiera obligado a internar a un familiar en el Gregorio Marañón:

 

“La enfermera que cometió el error procedía de otro departamento y era el primer día que trabajaba en la UCI infantil del centro, según han revelado fuentes hospitalarias a EL PAÍS. La destinaron a la unidad para que fuera aprendiendo. Un auxiliar la supervisaba, pero se ausentó y en esos momentos fue cuando la enfermera habría confundido la vía de administración de la alimentación”.

 

La explicación sobre los motivos de que un responsable (“la destinaron…”, ¿quién?) pueda ordenar que otro se dedique a experimentar sus conocimientos (queda claro que escasos) en una Unidad de Cuidados Intensivos no está, todavía, clara:

 

“Fuentes del hospital ya han denunciado que la negligencia es consecuencia de la falta de personal y planificación del centro. Añaden además que no se puede asignar a personal sin experiencia a hacer prácticas en un área tan crucial como la UCI”.

 

Sólo espero, por supuesto, que quienes ahora hablan de “falta de personal y planificación del centro” puedan aportarnos los escritos con sus denuncias internas al respecto, porque aún sería peor que actuaciones de este tipo se sucedan en nuestros hospitales sin que quienes realizaron el juramento hipocrático se hayan quejado, como es su obligación.

 

Si a la Sanidad madrileña le faltaba algo para que sus potenciales usuarios dejaran de confiar en ella, este “terrorífico” asunto es la gota que colma el vaso...

POSDATA SOBRE LA SANIDAD MADRILEÑA: En lo que suena a “terrorífica” profecía y en realidad sólo es conocimiento de la situación, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, hablaba sobre el “caos” de la Sanidad madrileña la mañana en que el pequeño Rayan padecía dicho caos… Actualizo el post con el vídeo con sus palabras.

POSDATA SOBRE EL CÓDIGO PENAL (art. 142, literal):

 

“1. El que por imprudencia grave causare la muerte de otro, será castigado, como reo de homicidio imprudente, con la pena de prisión de uno a cuatro años.

 

2. Cuando el homicidio imprudente sea cometido utilizando un vehículo a motor, un ciclomotor o un arma de fuego, se impondrá asimismo, y respectivamente, la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores o la privación del derecho a la tenencia y porte de armas, de uno a seis años.

 

3. Cuando el homicidio fuere cometido por imprudencia profesional se impondrá además la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo por un período de tres a seis años”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Franesco -

JAVI R.: ¿Vergonzoso hacer “política” con esto? ¿Y con qué se puede hacer? ¿No es precisamente con la Sanidad, o la Educación, con lo que “precisamente” hay que hacer política? ¿No son políticas las decisiones que provocan el mal estado de la Sanidad que tú mismo adviertes?

Sobre si otras sanidades, gestionadas por quien sea, son mejores o peores que las de Madrid, espero no tener que comprobarlo… como lo han comprobado los protagonistas de esta “terrorífica” historia. Creo que la muerte por negligencia, consecutivamente, de una madre y de su hija en quince días ha batido todos los récords no sólo españoles, sino de cualquier país civilizado. No te pierdas lo que se escribe fuera de España, porque es para que nos pongan como ejemplo de lo que nunca se debe hacer, y con razón…

¿Post deleznable y carroñero? No entiendes nada, amigo… Entre otras cosas, no me toca a mí, aunque lo creas, “hacer algo por nuestra Sanidad”. No tengo responsabilidades otorgadas por mis convecinos. Que apechugue quien tiene el poder, que para algo lo disfruta.


GEÓGRAFO: Exactamente esa es la cuestión… Quien gobierna tiene la responsabilidad, salvo en Madrid, donde siempre se le podrá echar la culpa a Zapatero.

IGNACIO: Dices que el hecho de que falte personal no es excusa para cometer negligencias ni para echar la culpa de las mismas a los responsables políticos, sin valorar que dicha falta de personal es una decisión discrecional de los responsables políticos que puede llegar a suponer que no se pueda probar la supuesta “negligencia”, si resulta que, simplemente, quien cometió el error no fue supervisado por nadie pese a que, como tú mismo explicas, “debía serlo” por ser “nueva en el puesto”. Eso, en cuanto a lo que merece una respuesta…

Sobre tu afirmación de que falta personal en Sanidad por culpa del gobierno central por ser quien convoca las oposiciones sanitarias, es simplemente grotesca…

Sobre tu afirmación de que la privatización de la gestión sanitaria no tiene nada que ver en este caso, simplemente no me creo que desconozcas que se están detrayendo recursos de la Sanidad pública para trasvasarlos a la privada, así que tendré que colegir que sólo tratas de intoxicar o de defender lo indefendible…

Yo no voy de juez, pero traigo aquí los artículos que sirven para interpretar los hechos ocurridos, salvo que tú consideres que “la muerte de otro”, en este caso, no ha causada por “una imprudencia grave”, en cuyo caso lo mismo defiendes una pena mayor, ¿no?

Y en cuanto al hecho, tan real como la vida misma, de que en mis 36 años de vida la del pequeño Rayan haya sido la única ocasión en que un responsable médico ha reconocido la culpabilidad de su hospital en la muerte de un paciente, el mismo día en que sucedió, me ratifico en que sucedió únicamente porque los periodistas preguntaban cada lunes por el estado del bebé y hubiese sido demasiado fuerte decir que había fallecido “de muerte natural”.

Lo que ha sucedido en el Gregorio Marañón puede ser cualquier cosa, menos un asunto “exclusivamente” médico.

Ignacio -

1) la enfermera no estaba haciendo prácticas, sólo debía ser supervisada porque era nueva en el puesto.
2) el personal es destinado donde hace falta
3) que falte personal no es excusa para cometer neglicencias ni echar la culpa de las mismas a los responsables políticos
4) la falta de personal en la Sanidad es culpa del gobierno central quien convoca las oposiciones sanitarias a pesar de que las competencias están transferidas a las comunidades
5) los que denuncian que falta personal Sanitario son los sindicatos, ¿por qué no se manifiestan delante de Moncloa que es quien tiene la culpa?
6) la privatización de la gestión sanitaria, que no de la Sanidad no tiene nada que ver en este caso
7) deja el código penal para los jueces, ya les cuesta a ellos interpretar los hecho como para que cualquier vaya de juez
8) el error atroz de este caso es inexplicable, y cualquiera que conozca las vías de administración parenteral y nasogástrica lo sabe
8)presuponer que esto ocurre de vez en cuando pero no se sabe es una barbaridad (algunos lo llaman calumniar)
9) esta es una situación exclusivamente médica y así se debe tratar, deja aparte la política

Geógrafo Subjetivo -

"UNos y otros estáis haciendo muy, muy poco por vuestra sanidad".

Javi R. creo que la responsabilidad la tiene quien está en el gobierno, no quien está en la oposición.

El tema de las rotaciones veraniegas (y las de fin de semana y las de noche) es de película en cualquier sanidad española.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Javi R. -

dos cosas miy diferentes. La primera es que estoy convencido que la sanidad madrileña necesita mejorar, y mucho, aunque no la conozco de cerca.

Pero la segunda es que me parece bastante vergonzoso que "hagas política" con ésto.

Si crees que otras sanidades, gestionadas por socialistas, peperos o quién sea, están mejor organizadas en cuanto a rotación de puestos, su cobertura en verano y vacaciones, sustituciones temporales, acogidas de mien¡mbros inexpertos, etc, está muy equivocado ya además no te has informado nada.

Si tienes la completa seguridad de que esto no puede pasar e otra sanidad española di alto y claro cuál es, por favor, porque me mudó a vivir a esa comunidad mañana mismo.

Yo soy usuario de la sanidad vasca y estoy moderadamente contento con ella. _Hay profesioanles excelentes y muy buen trato, pero precisamente sé que si este verano tuviera que ngresar en un hospital me podría topar con una planta trufada de novatos y que las personas con más experiencia podrían faltar en un momento dado.

Repito, estoy seguro de que la sanidad madrileñaa necesita actuaciones urgentes, mayor dotación presupuestaria, contratación de más profesionales y la paralización de las privatizaciones. No votaría a Esperanza Agirre ni con una pistola puesta en la nuca. Esto no quita para que tu post me parezca, en lo personal, deleznable y carroñero.

Umos y otros estáis haciendo muy, muy poco por vuestra sanidad.

Franesco -

NICOLÁS: No deberían pasar, aunque sí tienen justificación: siempre hay menos profesionales de los que deberían estar trabajando en cada unidad, y por ello se da el caso de que una aprendiz se quede sola al cuidado de unos recién nacidos. Unas veces no pasa nada, o se tapa, y otras se entierran los errores, salvo si la prensa está al tanto... ¡Increíble, pero cierto!

Nicolás -

La imagen del director dando las explicaciones por televisión era igual de patética que la lectura de la información de El País. Estos negligencias no debería pasar. No tienen justicación.

Anónimo -

Soy estudiante de enfermeria y la verdad el hecho que haya confundido la via de administracion de la alimentacion es un error no solo gravisimo sino estupido ya que solo ver el preparado nuctricional debes saber que no se administra via intravenosa. Tambien debo decir que si la noticia es real me choca muchismo que un auxiliar supervise a una enfermera ya que NUNCA NUNCA un auxiliar supervisa a una enfermera y si pusieron a una auxiliar a realizar esa labor habria que hablar con el que dio la orden.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres