Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

COMPAÑEROS: FUENTE OVEJUNA, TODOS A UNA

COMPAÑEROS: FUENTE OVEJUNA, TODOS A UNA

Los últimos días han sido de sentimientos encontrados, debido a varios estudios de opinión, ciertos o no, que hablan de una tendencia electoral preocupante para el Gobierno y el partido que lo sustenta.

 

Estaba reflexionando sobre ello cuando la lectura de un post (“¡No os calléis!”) del blog de Fátima Aburto me ha servido para recordar un diálogo de Fuente Ovejuna, la magnífica obra teatral de Lope de Vega y Carpio...

 

Como es sabido, la obra recrea los sucesos acontecidos en torno al amor entre Frondoso y Laurencia, hija del alcalde de Fuente Obejuna, mancillada por el Comendador, don Fernán Gómez de Guzmán, a quien unos paisanos darán muerte por ello, inculpándose el pueblo de forma colectiva. En efecto, es la historia del famoso “¡Fuente Ovejuna, todos a una!”.

 

En la obra de Lope, “Fénix de los ingenios y “Monstruo de la Naturaleza”, además del mítico “¿Quién mató al Comendador? ¡Fuente Ovejuna, señor!” puede leerse un cruce de palabras entre los dos enamorados, Frondoso y Laurencia, en el que ambos hacen gala de su sabiduría en el arte de enmascarar la realidad a fuerza de no llamar a las cosas por su nombre, por exageración o por defecto.

 

Recordémoslo:

 

FRONDOSO: Pues lleguemos. / Dios os guarde, hermosas damas.

 

LAURENCIA: ¿Damas, Frondoso, nos llamas?

 

FRONDOSO: Andar al uso queremos: / al bachiller, licenciado; / al ciego, tuerto; al bisojo / bizco; resentido al cojo, / y buen hombre, al descuidado; / al ignorante, sesudo; / al mal galán, soldadesca; / a la boca grande, fresca, / y al ojo pequeño, agudo; / al pleitista, diligente; / gracioso, al entremetido; / al hablador, entendido, / y al insufrible, valiente; / al cobarde, para poco; / al atrevido, bizarro; / compañero, al que es un jarro, / y desenfadado al loco; / gravedad, al descontento; / a la calva, autoridad; / donaire, a la necedad, / y al pie grande, buen cimiento; / al buboso, resfriado; / comedido, al arrogante; / al ingenioso, constante; / al corcovado, cargado. / Esto llamaros imito, / damas, sin pasar de aquí; / porque fuera hablar así / proceder en infinito.

 

LAURENCIA: Allá en la ciudad, Frondoso, / llámase por cortesía / de esa suerte; y a fe mía, / que hay otro más riguroso / y peor vocabulario / en las lenguas descorteses.

 

FRONDOSO: Querría que lo dijeses.

 

LAURENCIA: Es todo a esotro contrario: / al hombre grave, enfadoso; / venturoso, al descompuesto, / melancólico, al compuesto, / y al que reprehende, odioso; / importuno, al que aconseja; / al liberal, moscatel; / al justiciero, cruel, / y al que es piadoso, madeja; / al que es constante, villano; / al que es cortés, lisonjero; / hipócrita al limosnero, / y pretendiente, al cristiano; / al justo mérito, dicha; / a la verdad, imprudencia; / cobardía, a la paciencia, / y culpa a lo que es desdicha; / necia, a la mujer honesta; / mal hecha, a la hermosa y casta, / y a la honrada… Pero basta, / que esto basta por respuesta.

 

Algo similar empieza a verse entre la militancia socialista, donde quienes ocupan cargos de responsabilidad parecen esconder la realidad (las encuestas pintan mal porque la economía va muy mal), mientras otros que quizás se lamenten por no ocuparlos pretenden exagerar la situación en previsión de lo que pueda venir…

 

Siendo esto natural, la militancia socialista no debería olvidar que los triunfos llegan sólo cuando se atiende la vieja máxima de Lope:

 

¡Fuente Ovejuna, todos a una!”.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Temerario -

esto es eun asko ponan dibujos de los personages ps

sin nombre -

Loable el esfuerzo que pretendes, pero...hay que ser sensato. Demasiados asesores para tan poco resultado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres