Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

AVERGONZADO POR BERMEJO

AVERGONZADO POR BERMEJO

Habrá quien afirme que tengo fijación con el todavía ministro Bermejo, porque además yo mismo empiezo a creer en que quizás sea cierto...

 

En todo caso, ¿alguien puede explicarse cómo se puede ser tan obtuso de coincidir en una cacería con el juez que acaba de abrir una causa que se apunta políticamente trascendente contra algunos responsables del principal partido de la oposición? ¿Pero acaso a Mariano Fernández Bermejo le da lo mismo lo que opine la opinión pública?

 

Incluso en el caso de que el ministro y el juez estrella sólo hubieran coincidido por casualidad en dicha cacería, y no lo parece, Fernández Bermejo debería haberse ausentado ipso facto para proceder a remitir un comunicado desde la sede ministerial que precisase que nada le unía al juez Garzón, y menos en este momento: porque Garzón instruye una causa (la denominada operación Gürtel) donde los delitos son notorios, pero eso no tiene nada que ver con que el ministro de Justicia pueda permitirse darle armas al Partido Popular, como sin duda ha hecho, y a otros que están en plena batalla electoral.

 

No descartemos, por cierto, que Garzón haya podido forzar dicho encuentro con el ministro para facilitar su recusación en la citada causa contra dirigentes del PP, ya que el juez no es idiota y sabría que dicho encuentro perjudicaría su instrucción...

 

Además, y aunque algunos podrán considerarlo demagógico, resulta bochornoso enterarse de que, en un país que cada día acumula más parados, Bermejo sale de cacería a sólo diez días de la anunciada huelga de jueces, en vez de pasar todo el fin de semana trabajando con sus asesores para evitar dicha huelga, que estoy convencido es lo que hizo el presidente del Gobierno respecto de su intervención de ayer en el Congreso de los Diputados.

 

No sé qué podrán tratar de argumentar quienes representan al PSOE en diversas instituciones, que deberán soportar el embate de unos rivales que respiran al saber que tienen algo a lo que agarrarse. Yo, que no tengo cargo alguno, no perderé ni un minuto en defender a un ministro cuya actuación no tiene defensa posible.

 

De hecho, si Mariano Fernández Bermejo conserva algo de ética socialista, lo cual imagino que es posible, pondrá su cargo a disposición del presidente. Pero inmediatamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Jorge -

La verdad es que torpeza es la palabra perfecta para definir lo que ha pasado: porque hay que ser torpe, bobo, simplón o simplemente tonto para estar de cacería con un juez que instruye un caso contra un partido rival en su peor momento, siendo tú Ministro de Justicia.

A mí Bermejo no me gustó nunca demasiado, no creo que tenga el talante apropiado para ser Ministro de Justicia, que ha de ser, como su inmediato predecesor, una persona dialogante y con voluntad de pacto. Bermejo tiene un perfil demasiado político, bien valdría para otro puesto...

Pero ya... lo ha rematado...

oraculador -

Comparto tu opinión, Franesco.
Yo no soy PSOEista, así que no es avergonzado lo que me siento, más bien indignado de que este ministro chapucero juegue de esa forma con la imagen de la Justicia.
Interesante tu reflexión sobre si Garzón forzó el encuentro, no me extrañaría

planesyestrategias -

Cuando el domingo comiendo en Jaén un familiar me dijo "Está Garzón en Torres con un ministro" lo dejé pasar sin más, no le di importancia. Cuando después leí la noticia...uf.
Yo no dudo de la integridad del juez Garzón, pero la mujer del César, además de ser decente, ha de parecerlo. Y probablamente el encuentro fuese casual, únicamente hablaran del buen día que hacía y de "ay, que se me encasquilla la escopeta", pero desde luego es una demostración de falta de habilidad por parte de alguien (no sé quién). ¿O quizás sea un exceso de habilidad?

charlie, Espia-terrorizado -

Franesco, la verdad es que yo creia que tenias fijacion con el ministro, pero, las cosas como son, parece un pelin torpe.

Franesco -

JÉSSICA: No creo que deba dimitir por ocultar nada, porque da la impresión de que todo lo que hace lo hace por propia incapacidad para asumir, en palabras del presidente, "lo que representa" su cargo. Simplemente, no podemos tener al frente de la Justicia a quien no asume que debe dar ejemplo, máxime cuando él sí es miembro del cuerpo judicial, como fiscal de carrera que es. ¿Pero acaso un policía se tomaría una copa con un delincuente que acabara de salir de prisión en régimen de libertad condicional, por poner un ejemplo? No zanjar los asuntos, cesándole de forma fulminente, porque "no es momento", nos llevará a que algo más adelante la líe de nuevo. Al tiempo, compañera...

MARIPUCHI: Supongo que muchos miembros del PP, de Jaén y de cualquier otra parte, serán amigos de la familia del ministro, e incluso de él mismo... Ya sabes: talante. Esto es "La Escopeta Nacional", en versión año 2009. Qué fuerte.

Maripuchi -

¿Qué coño pinta el PP de Jaén en esta historia?

Jéssica -

Poner su cargo a disposición del presidente sería tanto como admitir que tiene algo que ocultar, que en la cacería no solo hablaron de "sus cosas". Coincidiendo contigo en el diagnóstico, no coincido en la solución: sería peor el remedio que la enfermedad
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres