Blogia
ME SABE MAL, el blog de @Franesco

RENCILLAS 2.0

RENCILLAS 2.0

Quienes mantenemos activo un blog, debemos asumir la exposición a la crítica, tanto en nuestra propia bitácora como en las de otros autores con quienes hagamos comunidad. Máxime si somos participativos y hacemos comentarios en otros blogs en torno a asuntos sobre los que tenemos fundamentada opinión.

 

En este sentido, me divierten los blogueros a quienes parece molestar no que otros tengamos criterio propio, sino acaso que hayamos osado rebatir afirmaciones suyas: activistas cibernéticos pacientes y capaces de leerte durante semanas en silencio, sin hacer comentario alguno en tu blog, mientras esperan la oportunidad de decirte algún día, cuando llega la ocasión: “No es eso lo que afirmabas hace meses...” o “esto choca con aquel post tuyo sobre...”. Y es que eso te obliga a estar atento a lo que escribes y a mantener una línea de coherencia de por sí exigible, además de que siempre gusta saber que existe quien se interesa por lo que haces, siquiera sea para criticarte.

 

También cada cual tiene sus blogs de referencia, sea por amistad personal, afinidad ideológica o admiración profesional, o simplemente por el tipo de temas que trata la bitácora en cuestión, o porque te gusta el diseño de la página o los vídeos que sube el autor o las fotografías que publica... ¡Porque hay gente muy creativa!

 

Por ejemplo, a mí me llaman la atención los blogueros incontinentes, quienes casi a diario publican entradas nuevas, porque no soy de los que se han creído aquello de que “lo bueno si breve dos veces bueno”.  Por eso no acaban de gustarme los blogs cuyo último post data de tres meses atrás, porque no sé si sus autores tienen poco que decir o piensan que su contribución al debate es tan interesante que los demás debemos esperar a que ellos se pronuncien.

 

Sobre lo que mantengo reservas es acerca de las discusiones blogueras derivadas de disputas anteriores que no tienen por qué ser conocidas por los lectores de un blog concreto, sobre todo cuando tienen que ver con la militancia partidista. Me refiero a un tipo de rencillas 2.0 bajo cuya aparente discrepancia cibernética se esconden choques personales previos, y que deberían resolverse directamente entre sus protagonistas y no en internet.

 

En este sentido, últimamente parece haberse abierto una veda del roedor que me disgusta sobremanera. Claro que todo bloguero puede expresar su opinión cuando considere que tiene motivos para ello (y hasta debe hacerlo, porque “quien calla, otorga”), pero si la crítica se convierte en constante ya hablamos de cacería, sobre todo si las escopetas son muchas...

 

Una cacería de la que no cabe esperar nada bueno para los intereses colectivos de la organización en que algunos militamos, que requiere de todos los que mantenemos cierta actividad en la red. ¡No equivoquemos el objetivo, compañeros, ahora que empezamos a mejorar la puntería tras arreglar nuestra común mirilla telescópica, antes desenfocada!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Franesco -

Gracias, Lidia, por tu felicitación. La verdad es que el blog me está ayudando a recuperar la práctica de escribir que había abandonado en los últimos años por motivos laborales. Además, como cada día se incrementa el número de lectores del blog, me obligo a intentar estar a la altura de lo que se espera, aunque considero algo exagerado que mis posts los tengas por "geniales".

Gracias de nuevo por tu atención e interés.

Franesco -

Estimado Vogel:

Al hablar de la que denomino "cacería del roedor", afirmas que mi compañero se lo ha buscado y refieres como causa su presencia en la empresa CINK (lo tenía presente, claro, pues no se me escapa por dónde van los tiros...) y que "donde las dan las toman". Pero no tienes en cuenta que una cosa es la militancia política, otra la labor en la red y otra distinta el trabajo de cada cual, con el que hay que ganarse las habichuelas (cosa que no debería olvidar nadie que se considere de izquierdas).

Al respecto, hay quien se molesta por no tener la presencia mediática que Netoratón y arremete contra su trabajo particular; también, quien legítimamente pretende hacer carrera política en el PSM y no encuentra mejor fórmula que fijar como objetivo al roedor, dada su acreditada trayectoria en la red, cuando éste ha disfrutado desde hace años de la posibilidad de alcanzar un buen puesto en la organización y, libremente, ha decidido no tenerlo; y quien, dado que el bloguero trabaja (ahora) en una empresa dedicada al marketing corporativo a través de internet, quizás tema que le pueda robar un espacio que él mismo pretende gestionar. En realidad, a mi no me importan los motivos, sino el hecho, y el hecho es que el ataque está siendo desmedido por repetido...

Y es que, en tu caso, dado que afirmas en tu blog que nunca has militado en ningún partido, no puedo exigirte que te comportes como se esperaría de un compañero, porque no lo eres. Así que si consideras que un bloguero te desprecia (lo cual no dudo que sea cierto) por no responder a tus comentarios, puedes tomar la calle de en medio y organizar tu venganza (yo optaría por no leer su blog...), pero eso no puede hacerlo un militante del PSOE. Vamos, no puede hacerlo si acepta las propias normas internas de la organización en que milita.

Porque dichas normas (los Estatutos) dejan claro, además de otros, dos derechos de los militantes del PSM:

-“El derecho a realizar manifestaciones públicas, juicios de valor y expresión de opiniones, de forma libre, leal y responsablemente con los límites del respeto a la dignidad de las personas”.

-“El derecho a la protección externa por el propio Partido, frente a los ataques injustos, e interna, mediante la actuación imparcial y equitativa de los órganos competentes”.

Y, sobre todo, entre muchos otros, define un deber de los militantes del PSM, que a mí me parece básico porque es el que permite que me sienta "compañero" de los demás:

-“La solidaridad material y moral con los demás militantes de la Organización, el respeto a sus opiniones y posiciones, a sus personas y a la obligada colaboración sin discriminación por razones de distinta forma de concepción política”.

Sólo una última cosa: el día en que a alguien con la trayectoria socialista de quien firma como Netoratón, incluso con sus errores (que los tiene, claro, ¿quién no?), lo echen del partido, es probable que muchos pensásemos en irnos detrás, porque sería la muestra palpable de que se ha instalado en él la mediocridad y el sectarismo...

Un saludo.

lidia -

Quería felicitarte por estos últimos post, sencillamente geniales...me encanta leerte, no me aburre, ni me cansa, es que hay algunos que meten unas parrafadas insufribles, y aburridas...sigue así...besos

Adrian Vogel -

Amigo Franesco aquí un incontinente:

Hola, una vez cumplidas mis obligaciones de partido (ganamos 2-0 en una pachanguita de la Champions y desaprovechamos la oportunidad de tomar ventaja en el “goal average”) vuelvo a la blogocosa y:

1: Agradecerte tu comentario en mi blog. Me he encontrado varios mensajes así que dame unos minutos para contestarte (y jejeje darte alguna que otra colleja).
2: Me ha gustado este post (hace pensar).
3: Sobre la cacería del roedor ¡se lo ha buscado! Cink sobre ello. Porque donde las dan las toman. Tu y yo nos podemos tirar de los pelos –quizás estamos en ello- y tengo la impresión por sólo un par de comentarios que nos hemos cruzado que la sangre no llegará al río. Pero si desprecias a tus lectores, electores y compañeros de partido, es más que probable que no solamente te pase factura sino que se convierta en un boomerang. Cuando te responda –en mi blog- te daré un ejemplo práctico. Lo cual me lleva a un comentario que me censuró su amiga Rosa Jiménez Cano, hablando precisamente de esto y extrañándome de que no le hubiesen echado del partido (mira, ya tengo otro post, porque Elena Valenciano o quien le escribe su blog, también me eliminó un comentario). Es lo que tiene la endogamia, te vas cerrando y cerrando y…

Salud & Saludos

Franesco -

Compañera eog003: simplemente se trata de una llamada a la moderación en las disputas blogueras (y por tanto públicas) entre militantes socialistas, ya que en los últimos tiempos noto que un compañero (y, sin embargo, amigo) cuyo blog enlazo en mi escrito (www.netoraton.es) está sufriendo algún ataque de más (uno vale, y él mismo sabrá si se lo merece, pero dos pueden sonar a provocación...) por parte de otros compañeros (y, sin embargo, también amigos). Tampoco es nada importante, y prefiero dejarlo así, pero creo que no venía mal dar un pequeño toque de atención para que la cosa no vaya a más.

Un saludo y, como siempre, gracias por tus deseos de felicidad.

Querida Silvia: gracias por tu apoyo y, sobre todo, tu beso, que por supuesto recibo gustoso...

Silvia -

Franesco: Estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión, porque además los enfrentamientos que atañen a compañeros que conocemos siempre resultan desagradables, sobre todo para quienes conocemos y apreciamos a ambos.

Un beso.

eog003 -

Dices que:
"Sobre lo que mantengo reservas es acerca de las discusiones blogueras derivadas de disputas anteriores que no tienen por qué ser conocidas por los lectores de un blog concreto, sobre todo cuando tienen que ver con la militancia partidista."

Efectivamente no se de que va ... ¿alguna pista?

Se feliz
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres